Translate

domingo, junio 14, 2015

Réquiem por los árboles centenarios.


Pronto talarán los árboles de la Avenida de la Constitución del barrio de Casetas, árboles centenarios que forman parte de la historia del barrio, ellos son testigos mudos de los tiempos de cambio en que la azucarera trajo trabajo al barrio, con ella llegaron muchas familias de fuera cuyos nietos y bisnietos viven todavía en este barrio. Son ya varias generaciones de caseteros las que han convivido con los plátanos de sombra del camino de la estación, son parte de nuestro patrimonio natural e histórico y ahora se ven seriamente amenazados. Un proyecto de reforma de la avenida que mejora el sistema de alcantarillado, aceras y alumbrado entre otras cosas promovido por el Ayuntamiento de Zaragoza y la DPZ será el culpable de la tala de muchos de los árboles centenarios de la avenida. Según parece en el proyecto no aparecen los árboles, o sea que no se han tenido siquiera en cuenta, como casi siempre en España para la Administración los árboles no cuentan para nada.


 Está claro que si hay un problema en cuanto al alcantarillado habrá que arreglarlo, pero desde luego la solución no puede pasar por acabar con todos los árboles, tampoco con la mitad de ellos. Si aspiramos a ser una sociedad más europea, justa y moderna nos estamos equivocando con esto ya que en las grandes ciudades de Europa generalmente cuidan bien de sus viejos y grandes árboles. Aunque aquí en España vemos una y otra vez como el medio ambiente y el arbolado es atacado constantemente, mismamente estos días atrás han estado podando algunos árboles del paseo ciudadano de Casetas, estando casi ya en verano y con sus ramas cargadas de verdes hojas. Cualquier agricultor sabe que esta no es la mejor fecha para podar árboles, pero para los políticos y empresas contratadas eso cuenta poco, si se mueren algunos árboles, ya se repondrán, total es dinero de los ciudadanos.


 Pronto esta bella imagen será solo un triste recuerdo de otros tiempos, podemos agradecérselo al Ayuntamiento de Zaragoza y a la DPZ.