Translate

viernes, agosto 01, 2014

Tórtola común, la menos común de las tórtolas.

 
Se la llama tórtola común o europea (Streptopelia turtur), su carácter marcadamente silvestre hace que este ave viva generalmente en bosques como los pinares y sotos, es ave migrante, todo esto la ha hecho muy sensible a la caza, disminuyendo su número en las últimas décadas por la fuerte presión cinegética. Más común de ver es su prima la tórtola turca, a la que ya no tendríamos que seguir llamando turca, pues se ha ganado su autoctonía en toda Europa desde hace años, su éxito ha venido de la fácil adaptación a la vida urbanita o semi urbana, pues en la ciudad no entran las escopetas a cazarlas.
 
Tórtola común o europea (Streptopelia turtur).

 Otro pariente que también últimamente está evolucionando en la formación de colonias semi urbanas son las palomas torcaces, es evidente que la ciudad genera una protección para las aves mejor a veces que un parque nacional, pues además la comida aquí no es difícil de encontrar.

Paloma torcaz (Columba palumbus), en un parque de Zaragoza.

 Algunos cazadores no quieren admitir que ellos son la causa del declive de la tórtola común y le echan la culpa a una supuesta competición de recursos con la tórtola turca, pero esto no es así ya que raramente ocupan los mismos nichos ecológicos, la una es forestal y la otra urbana.

Tórtola turca (Streptopelia decaocto).

La tórtola turca ha sufrido una expansión de su población original en el último siglo que las ha llevado a colonizar prácticamente toda Europa y hasta incluso a llegar a Japón. Posiblemente la adaptación a las grandes nuevas ciudades occidentales y sus parques han facilitado a estas aves su dispersión, aunque tal vez el cambio climático también sea uno de los motivos de su movimiento.

Enlaces:

* Las escopetas llevan a codornices y tórtolas a la extinción. (La Crónica Verde).
* La media veda agravará aun más el alarmante declive de la tórtola europea y la codorniz. (S.E.O.)

2 comentarios:

Sylvanus Kilet dijo...

La regresión de la tórtola común es un hecho apreciable a ojo de buen observador aficionado. En la periferia de la Sierra Calderona (Valencia), en su linde con la huerta, estas aves eran muy numerosas hace 20 años. Hoy cuesta un mundo poder ver algún ejemplar. Este año, en mis observaciones rutinarias, tan sólo dos en lo que llevamos de verano.
Podría llegar a ser motivo de preocupación la expansión de la turca a zonas de huerta, o proximidades de urbanizaciones en la montaña, no estaría de más un estudio concienzudo sobre posible competencia. Sin embargo, aunque muy adaptable y gran colonizadora, la turca no llega al corazón de la sierra, y tampoco allí encontramos ya a la común como antes.
Y a pesar de todo, seguimos sin una veda temporal, un parón de algún año para evaluar la situación sin caza para poder analizar mejor las circunstancias de esta regresión.
Sólo balones fuera, pasando la responsabilidad a otros:
http://www.club-caza.com/prensa/prensaver.asp?nid=18263

Saludos.

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Yo pienso que un ave migratoria ha de tener una gestión conjunta entre paises. La tórtola europea cruza varios paises africanos, habría que saber como reciben allí a la tórtola, si como ave de interés ecológico o como almuerzo.