Translate

martes, octubre 08, 2013

Bailando con marmotas.

Hola, os dejo esta vez unas fotografías de varias marmotas que salieron en mi camino un día cerca del Puerto de Bujaruelo/Gavarnie a unos 2200m de altura. Parece mentira, pero a veces estos animales dejan que te acerques a ellos bastante, incluso a menos de seis metros si vas con cuidado, en silencio y te mueves despacio, pero lo más normal es que cuando te vean se alcen sobre sus patas traseras y empiecen a silbar para alertar así al grupo y luego escapen entrando en la madriguera más cercana. Estos animales son originarios de los Alpes y se han adaptado a la perfección al Pirineo desde su introducción en  el pasado siglo por parte de Francia, también es verdad que en un pasado muy lejano hubo marmotas totalmente autóctonas en el Pirineo y se extinguieron, hay opiniones diversas y contrapuestas sobre su introducción y futuro, pero bajo mi humilde punto de vista opino que la huella ecológica que dejan en la montaña estos animales de momento y con esta densidad de población, es mínima comparándola por ejemplo a la que pueden dejar las vacas en la misma zona. Aunque eso tampoco es de preocupar si no se supera la carga ganadera máxima aceptable para el mantenimiento de las praderas alpinas, es más el pastoreo bien gestionado mantiene la pradera alpina, equilibrio al que en algunas zonas habría que llegar, pues en un pasado se sobrepastoreó en exceso las cumbres de las montañas y por ello desaparecieron amplias zonas de pino negro (Pinus uncinata), afectando esto muy negativamente a la población de urogallos y a otras especies.

 
 
 
 



Fotos capturadas con mi veterana cámara bridge Sony DSC-H5 zoom 35-420mm equivalente + tele x 1.7


2 comentarios:

El Grumete dijo...

En principio, la marmota se extinguió al desaparecer el hábitat que ocupaba, es decir, las praderas de montaña por la expansión del bosque. El fuego y la tala de bosques, provocó la reaparición de la pradera por obra del hombre.
Es cierto que la marmota se extinguió debido a un cambio en el hábitat, pero el hombre provocó una destrucción tal que volvió a hacer reaparecer la pradera alpina en el Pirineo. Se puede opinar de lo pertinente de la introducción de la marmota, pero hablar de la destrucción que causa después de como ha quedado el Pirineo debido al pastoreo intensivo, el fuego y la saca de madera es un poco paradójico.
Y ojo, que la introducción de la marmota no se puede comparar a la del oso. No obstante, si no se va a facilitar la vuelta de las praderas a bosque de pino negro, quizá la introducción de la marmota, que será controlada por el águila real, quizá no es tan desacertada.

pitxiri dijo...

Collons, qué buenas fotos. Yo apenas logré fotografiarle el culo a dos de ellas, este septiembre en el valle de Nuria.