Translate

viernes, julio 05, 2013

Sobre el estado de algunos árboles del barrio de Casetas.

Hace poco vi la queja publicada por los vecinos en un periódico local sobre el mal estado de algunos de los árboles del barrio de Casetas, me gustaría analizar el tema un poco ya que no se terminaba de aclarar bien a mi entender y podía dar lugar a confusión. Se hablaba sobre árboles secos que no eran sustituidos y sobre falta de podas. Bien, me gustaría decir primero que Casetas ha ganado mucho en unos años en cuanto a arbolado y parques se refiere,  el paseo de Casetas dispone de un gran número de árboles que ya empiezan a dar sombra en las aceras lo que es un beneficio para los paseantes y para los que gustan de sentarse en los bancos o terrazas a pasar un rato charrando y arreglando el país. Se han plantado árboles en algunas pequeñas parcelas sin uso colindantes a la variante y se ha mejorado un espacio natural con gran valor ecológico como es el humedal del Ojo del Cura anexionando una zona de arbolado a modo de bosque y parque para el disfrute de las familias del barrio, además se continua con el compromiso de plantar árboles con el programa de “Los niños vienen con un árbol bajo el brazo”.

 Plátanos de sombra en la fase II del Paseo Ciudadano del barrio de Casetas.

 En fin que creo que desde la alcaldía de Casetas se ha manifestado gran interés por el aumento del arbolado y por crear una Casetas verde, pues ya se necesitaba, ya que era muy estresante vivir entre tanto cemento y asfalto, ahora disponemos por ejemplo de plazas como la del Castillo en la que es muy agradable pasar un rato en una terraza tomándose una caña a la sombra de los litoneros. También como ya dije en el otro anterior comentario, los huertos del ayuntamiento han animado mucho la vida de algunos caseteros, creo que tenemos que recordar tiempos pasados, hacer memoria sobre cómo era el barrio hace tiempo y reflexionar un poco sobre todo esto, tenemos todo el derecho de protestar y de pedir mejoras, así se avanza a mejor, pero también hay que aprender a valorar lo que tenemos actualmente.
Sobre el tema de los árboles secos, yo ya opinaba en su día cuando se plantaron que algunas de las especies no habían sido bien elegidas, claro a ver, los árboles supongo que vienen de un vivero municipal del ayuntamiento de Zaragoza y nos traen lo que nos traen sin opción a elegir. Pero no solo es aquí en Casetas sino que en toda Zaragoza se han estado plantando muchas especies de árboles durante años que no son adecuadas para nuestros jardines. En Zaragoza disponemos de un clima bastante extremo generalmente, mucho calor en verano y bastante frio en invierno, luego el cierzo que sopla con fuerza durante muchos días al año crea un efecto desecador en las plantas extremando el efecto del calor del verano, por eso tendríamos que limitarnos a plantar un tipo de arbolado resistente y si puede ser autóctono mejor. En Casetas se plantó en el paseo principal en la fase primera un par de especies, se pusieron moreras y tilos alternados uno sin otro, con las moreras yo creo que se acertó, pues dan una sombra muy buena y se adaptan muy bien a este clima creciendo adecuadamente. Respecto a los tilos, son árboles de montaña, requieren climas más frescos por lo que se les está haciendo difícil el mantenerse aquí, sufren bastante estrés térmico y se les nota en verano, aunque una vez que sean un poco más grandes es posible que lo lleven un poco mejor, pero sobre todo no les tiene que faltar el riego. En cuanto al arbolado que se plantó en la segunda fase del paseo ciudadano de Casetas, creo que se equivocaron casi al cien por cien, plantaron sobre todo abedules y carpes. Los abedules son árboles eurosiberianos, en España se pueden ver en áreas de montaña del norte peninsular, necesitan ambientes frescos y húmedos. Los carpes son árboles de Centroeuropa, en España tiene  su límite suroccidental en el Pirineo Navarro y en el valle del Bidasoa, existe algunos en jardines en el Pirineo aragonés, pues resisten muy bien el frío, sin embargo no aguantan nada bien el calor.
 
 Abedules en el Paseo Ciudadano, agonizando de calor.

 Además se plantaron en la segunda fase unos cuantos plátanos de sombra, árbol bastante adaptable y de buena sombra, pero de hojas duras que cuando se secan se las lleva el viento y se acumulan en rincones formando montones que tardan mucho a descomponerse. El plátano es un árbol que a mí me gusta bastante, tenemos en Casetas algunos plátanos majestuosos en la Avda. de la Constitución, de los que se ven pocos, dignos de antiguas ciudades centroeuropeas, hemos de tenerlo en cuenta también. En la fotografía del artículo del periódico se podía ver un árbol seco, uno de los de las glorietas, creo que es una pícea, un árbol parecido a un abeto, se le suele llamar abeto rojo, es otro árbol de montaña de Europa central y septentrional, bueno, qué más puedo decir, no es un árbol muy adecuado para Casetas.

 Pícea seca por el calor y el cierzo que la medio tumbó.

Yo cuando vi que hacían esas rotondas pensé que ahí irían muy bien tres cipreses comunes de variedad erecta dispuestos en triangulo en el centro de la glorieta y separados entre sí un par de metros o tres, a modo de obelisco vegetal visto desde lejos. El ciprés (Cupressus sempervirens) es un árbol resistente de origen mediterráneo, para la cultura grecolatina siempre ha estado relacionado con la espiritualidad, lo místico y la transición hacía lo celestial, por eso fue muy plantado en templos, cementerios y claustros, en otro tiempo, traído por los romanos, el ciprés fue símbolo en el paisaje de toda esa antigua cultura mediterránea exportada por el imperio romano, un árbol mágico, algo así como el tejo para los pueblos celtas.

 
 Creo que en la Península tendríamos que hacer mas uso del ciprés, tal vez alineados para delimitar caminos o a modo de pilares acompañando las puertas de una finca, o como obelisco plantado en una glorieta, incluir más cipreses en nuestro paisaje alrededor de nuestros pueblos también realzaría nuestra imagen mediterránea de cara al turismo extranjero, que nunca viene mal. Como arbolado de sombra yo hubiera elegido otras especies para el paseo, por lo menos para la segunda fase, tal vez hubiera plantado más moreras y puede que litoneros, olmos, fresnos de hoja estrecha, melias, robinias o arces negundos, nada fuera de lo normal, no querría hacer experimentos con árboles raros, mejor ir a lo práctico y probado ya en nuestro clima y terreno. No sé cuál sería la razón para elegir esos árboles que se eligieron para el paseo, puede que porque son menos habituales y se buscaba llamar más la atención, puede que por confusión o desinformación, puede que fueran los últimos árboles que les quedaban y se plantaron por eso, no sé exactamente, pero sería mejor que los hubieran mandado a una ciudad como Jaca o a algún pueblo como Benasque, Panticosa o Biescas, allí hubieran estado mejor.

 Ejemplo de camino destacado mediante cipreses contrastando con los llanos cerealistas.

 En cuanto al tema de las podas, no sé, tal vez en algún caso puede correr prisa alguna intervención, pero sobre todo tendríamos que saber que generalmente no se debería podar fuera de las fechas de poda, que es cuando el árbol permanece en periodo de dormición, bajo mínimos, cuando ralentiza al máximo sus funciones biológicas, que es en periodo de frío cuando ya ha perdido la hoja. Lo digo porque se han realizado podas y se realizan en Casetas y otros municipios y barrios fuera de esta época, a veces en pleno verano, cosa que pone en peligro la salud de los árboles más expuestos a infecciones y eso al final redunda negativamente en el bolsillo de los ciudadanos porque hay que volver a poner más árboles salidos de nuestros impuestos. Las podas las suele llevar una empresa subcontratada, ya que nosotros les pagamos tendrían que evitar podar fuera de esos calendarios de poda y así se lo deberíamos de exigir. Es una pena que un árbol de ochenta o cien años pueda morir por una poda mal hecha. En Casetas algunos árboles como las nuevas moreras requieren tal vez una poda ligera en la que se corten las ramas más bajas para que no molesten a los viandantes y alguna rama excesivamente larga que roce con edificios, pero no es adecuada una poda fuerte ya que lo ideal es que den sombra y se poden para favorecer eso. Pues nada, que por más que pidamos poda no ha de hacerse hasta el invierno para hacerlo en buenas condiciones y luego la sustitución de árboles secos, pues si se plantan a raíz desnuda, lo más seguro, entonces tendrá que ser también en invierno y si es con cepellón se pueden plantar en primavera u otoño, pero mejor en verano no. Que luego también hay algunos destalentaos que plantan en verano, así pasa como con muchos árboles de Zaragoza que se plantaron de cara a la Expo y en algunas zonas no han agarrado ninguno, por hacerlo fuera de época, rápido y mal. Los árboles no son mobiliario urbano, no son farolas ni señales de tráfico, tienen unos ciclos que hay que respetar porque están vivos, aunque a algunos les importa muy poco. En la zona del Paseo Ciudadano cercano a la Alameda, hay varios grandes álamos blancos y unos eucaliptos que también tienen ya bastantes años, al hacer el paseo y los carriles de circulación para los coches se escavó muy cerca de las raíces dañando algunas de ellas por lo que estos árboles sufrieron bastante. Los eucaliptos están más recuperados, peros hay un par de álamos muy dañados que si requieren una poda fuerte de sus ramas secas, pues hay peligro de que alguna se caiga.

 Un par de álamos medio secos con sus raices algo dañadas por las obras.

Árboles secos al lado de la piscina de Casetas.


Bueno, en conclusión quiero recalcar varios aspectos fundamentales para tener un arbolado sano y funcional en nuestras calles.
•    Primero, la elección de las especies es fundamental y como vemos no siempre se planta lo adecuado.
•    Segundo, autóctono no es sinónimo de resistente o adaptable, muchas veces funcionan mejor árboles no autóctonos que árboles autóctonos, porque te lo venden como autóctono pero hay que saber de donde es autóctono, o sea de que zona es original. En España hay muchos climas, relieves y terrenos diferentes, un árbol puede ser autóctono de España, pero ser original del Pirineo y puede crecer a 1800 metros de altura como los pinos negros, luego lo plantas en Zaragoza y lo más normal es que se muera o que lo pase muy mal y apenas crezca. O sea mejor autóctono, pero de la zona en concreto y si no alóctono pero que aguante bien el clima.
•    La plantación ha de realizarse en el momento adecuado del año, si una obra tiene que estar entregada en verano, no se puede esperar a plantar en verano, o se hace antes o después. Los árboles no son vigas de cemento.
•    La poda ha de hacerse en su momento adecuado y de la forma adecuada, a veces vemos en algunos lugares árboles podados al máximo como si fueran trasmochos, eso no lo veo normal hacerlo cada año, el árbol suele ser para dar sombra y si se pela al cero puede servir de perchero y poco más. Si se tiene un árbol es para disfrutarlo en todo su esplendor, si solo se tienen por compromiso o por decir que se han plantado árboles entonces es cuando da igual como se poden.
•    Cuarto, si ya tenemos árboles plantados y por desgracia son árboles de climas más frescos y húmedos, o sea que no son adecuados al clima de Zaragoza, entonces si no nos queda otra opción que aguantarnos con ellos, pues habrá que tener un cuidado especial en el asunto del riego. A partir de Mayo regarlos periódicamente hasta mediados o finales de Octubre, mejor que sobre agua a que falte, tampoco ahogarlos, pero que no pierdan el tempero, pues un fallo en el riego durante varias semanas puede acabar con esos árboles en verano, sobre todo cuando son más jóvenes. 


Enlaces:

* Plátano de sombra, el árbol urbano por excelencia.
* Ahorremos agua en nuestros jardines.
* Árboles autóctonos de la ribera del Ebro y de sus sotos en Zaragoza.
* Podas de verano en Zaragoza.
* Esas podas y talas continuas en UNIZAR. Blog Barracuda.

1 comentario:

El Grumete dijo...

Con esto de las podas, hay personas que piensan que el estado natural de un árbol es ser podado. En el caso de jardines, hay ramas secas o con inserciones malas que hay que cortar para evitar riesgos. En otros casos, las ramas comprometen bienes, cables o construcciones, y también se deben de cortar. El resto de podas, excepto alguna de formación, son injustificadas, y hay que pensar que un apoda siempre es un daño en el árbol y la vía por la que insectos, hongos u otros patógenos accedan al interior del cuerpo del árbol desprotegido de corteza.