Translate

martes, julio 23, 2013

Como matar a un árbol lentamente.


Llevo viendo ya hace tiempo un plátano de sombra en la zona de  aparcamiento del Hipermercado Alcampo de Utebo al que se le habían realizado podas exageradas como las que se le hacen en invierno cada diez o quince años a algunos chopos trasmochos en Teruel, Soria y otras partes de España, me parecía raro en un árbol de jardín destinado a la sombra y a la naturalización del paisaje urbano. El caso es que los demás árboles de dicha área comercial lucen de otra forma más natural, no han sido sometidos a esas podas por lo que me extrañaba que este hubiera recibido un trato diferente. Este árbol es uno de los árboles que tiene el tronco más grande de esa zona y en su día uno de los que tenía una copa más poblada de ramas y hojas, uno de esos árboles que se plantaron cuando abrieron el centro comercial hará ya más de treinta años. Hace algún tiempo abrieron una nueva gasolinera en Alcampo y un taller mecánico que está situado a escasos tres metros de este árbol, pues bien, cuál fue mi sorpresa cuando al entrar a comprar vi a dos empleados del taller uno subido a la escalera y otro sujetándola apoyados en el árbol y quitando una a una todas las pequeñas ramas de apenas un metro de largo que habían rebrotado últimamente, lo dejaron pelado otra vez. Desgraciadamente no pude hacer una fotografía en el momento, pero al salir del comercio con el móvil de mi mujer capte esa foto con la que inicio este comentario, un árbol pelado sin una hoja. Parecía como si deseasen que el árbol se secara, muriera lentamente, si lo hubieran querido cortar por algún motivo urbanístico o de seguridad para las personas lo habrían hecho de una vez con una motosierra pero hacer lo que hacían me parece más bien algo a traición, con alevosía, pienso que tal vez les moleste ese árbol allí porque igual es que ese lugar le vendría bien al taller para aprovecharlo de otra forma y como el árbol no será propiedad suya, que será de Alcampo, pues que se muera y ya lo quitará Alcampo. No sé, todo son especulaciones mías pero lo cierto es que es un comportamiento moralmente reprochable de cara a un ser vivo de más de treinta años, más que nada por el poco sentido que tiene el acabar con un árbol así sin ningún motivo de urgencia aparente. Cosas de estas pasan continuamente en España y otros lugares, tratamos a los árboles como si fueran mobiliario urbano y a veces ni eso. Si hay un provecho y el destino es crear muebles o papel y hay una planificación de gestión maderera en el que cuiden los cultivos madereros y se reforeste una vez cortados, entonces bueno, es comprensible que se corten, pero el cortar o matar árboles por capricho no me parece algo racional y de personas con una educación y principios serios.



En los casos en que se atenta contra la naturaleza destruyendo arbolado y bosques como en temas de incendios provocados o deforestación y roturación ilegal, creo que a los causantes habría que pedirles daños y perjuicios que fueran destinados a la total recuperación del arbolado y ecosistema y que asumieran todos los costes de ello para dejarlo casi tal como estaba en un principio. Así pues, por ejemplo, en casos de obras que rompen arbolado público, pienso que habría que exigir la replantación de árboles similares en tamaño y su cuidado para que pasado dos años si el árbol ha muerto por falta de cuidado o por una plantación incorrecta poder volver a exigir su sustitución, así la próxima vez tendrían más cuidado.
 

No hay comentarios: