Translate

sábado, junio 01, 2013

Frutos silvestres

Bueno, hoy he decidido enseñaros unas fotos de frutos que podemos encontrar en la naturaleza, algunos en el valle del Ebro, otros en la montaña y algunos en ambos ambientes. Espero que con las imágenes a alguno le quede un poco más claro si alguna de esas frutitas que suele ver en el campo son o no comestibles, aunque para el que salga por primera vez al campo o vea nuevos frutos que no conoce lo más adecuado es no tocarlos, pues no sería el primero que muere por confundir bayas de belladona con ciruelitas, grosellitas o vete a saber qué. 


 Fresa de bosque (Fragaria vesca), totalmente comestible, pero de pequeño tamaño y poco alimento, se suele encontrar en bosques de montaña con cierta humedad en el ambiente.

 Avellana (Corylus avellana), supongo que no hay problema en diferenciarla, el avellano suele encontrarse en Aragón de forma silvestre en zonas de montaña y es un arbolito que crece muy ramificado desde el suelo.

 La bellota, (Quercus ilex rotundifolia) solo es comestible la de la encina, no la de robles, coscoja o alcornoque, aunque de las dos subespecies de encina, la subespecie ilex da bellotas amargas, solo la subespecie rotundifolia da bellotas dulces, que es la más común en todo Aragón.
 
 Almez, litonero, latonero (Celtis australis), es un árbol de terrenos secos parecido a un olmo, sus frutos son pequeños y no se suelen recolectar, son comestibles pero poco apreciados.

 Higuera silvestre, cabrahigos (Ficus carica), el higo es un fruto muy dulce y apreciado, pero generalmente las higueras silvestres suelen ser pequeñas, crecen en grietas y roquedos y tardan bastantes años en dar fruta.

 Castaño (Castanea sativa), su fruto es la conocida castaña y está dentro de una cascara pinchuda que se le suele llamar erizo, en Aragón hay muy pocos castaños silvestres y están muy localizados.

 
 El cerezo silvestre (Prunus avium), se puede encontrar fácilmente en zonas de montaña, los frutos, las cerezas suelen ser algo más pequeños y menos dulces que las de las variedades domésticas.

 Escaramujos de rosal silvestre, dicen que tienen mucha vitamina C y que hay gente que hace con ellos mermeladas, pero tienen muy poca carne y muchas semillas y pelos irritantes en su interior que hace que sean poco adecuados para su consumo.

 Endrino (Prunus spinosa), su fruto la endrina es una pequeña ciruela muy ácida que solo se hace comestible a final del otoño después de las primeras heladas, es usada para la confección del pacharán. El endrino es un arbusto espinoso que crece y abunda en la montaña y también se puede ver pero bastante escaso en algunos sotos del Ebro y en ribazos de campos de labor en Zaragoza, en el Galacho de Juslibol hay bastantes de ellos.

 La frambuesa (Rubus idaeus) es una fruta parecida a la mora de zarza, el arbusto es más pequeño que una zarza y menos espinoso. La frambuesa está madrura cuando adopta ese color rojo de la foto, es una fruta bastante dulce si esta bien madura. Suele encontrarse en la montaña en zonas humedas y soleadas.

Azufaifo, jinjolero (Ziziphus jujuba), pequeño arbolito espinoso procedente de oriente que fue traído a España ya en tiempo de los romanos seguramente desde Siria. Es poco común pero puede encontrarse asilvestrado y cultivado en algunas zonas de Huesca, Ribagorza, Sobrarbe, algunas zonas de Teruel y también en Zaragoza, en Alagón y cercanías. Su fruto es el jinjol, es un fruto pequeño poco más grande que una aceituna de sabor parecido a una manzana, hay variedades cultivadas que dan frutos grandes. Este arbolito está siendo fruto de estudio en varios lugares del mundo por su capacidad de adaptación a ecosistemas semidesérticos, su raíz profundiza muchos metros en el terreno en busca de agua.

Gayuba, uva de oso (Arctostaphylos uva-ursi), es una mata rastrera tapizante que suele encontrase en somontanos y montaña, da un fruto pequeño redondo y rojo llamado "manzanetas" en aragonés, es comestible pero poco apetecible, su textura es harinosa. Tiene propiedades medicinales por lo que fue utilizada desde hace siglos por los pueblos nórdicos que extendieron su uso a toda Europa.

Madroño (Arbustus unedo), arbolito que crece en los montes de clima mediterráneo, el fruto madura al segundo año, es comestible, pero conviene no comer muchos, pues cuando está bien maduro tiene mucho alcohol y puede producir dolores de cabeza.


Majuelo, espino blanco (Crataegus monogyna), es un arbolito muy extendido por diferentes ecosistemas y altitudes, en Zaragoza suele vérsele en sotos y ribazos de huerta. El fruto es pequeño pero muy apreciado por las aves, tiene una pulpa harinosa de sabor algo insípido, por lo que no se suele consumir por las personas. Sus flores suelen recolectarse para hacerse en infusión, pues según parece dicen que regula la hipertensión.


Manzana silvestre (Malus sylvestris), suele vérsele en pies aislados en bosquetes de montaña y del norte de la Península, también en algunos sotos en Zaragoza. Sus manzanas son pequeñas y ácidas, a veces se recolectar para hacer mermeladas y para sidra.

Mora de árbol, morera (Morus alba, morus nigra), estos árboles se pueden ver bastante últimamente por los parques, calles y jardines de pueblos y ciudades, dan buena sombra y se adaptan muy bien al clima de Zaragoza, también se ven en ribazos y huertas y además naturalizados en algunos sotos. Su fruto es muy apreciado por las aves, es una mora alargada y dulce cuando está madura, a mi me gusta bastante y suelo a veces recoger algunas, pero por lo general la gente no las hace aprecio. Si coméis moras de árboles de la ciudad tened cuidado por si los han sulfatado recientemente, siempre lavadlas antes.

Noguera, nogal (Juglans regia), suele encontrársele de forma aislada en la montaña y en ribazos y acequias de la huerta,también asilvestrado en sotos. Su fruto es la nuez, es algo más pequeña y oscura que su pariente de California. En realidad lo que se consume es la semilla, pues el fruto es duro y si lo pruebas alguna vez, por su sabor ya no pruebas otro nunca lo más seguro.


Ciruelo silvestre (Prunus insititia), a veces no está muy clara la identificación y procedencia de estos arbolitos, pues suelen hibridarse con otros ciruelos domésticos e incluso con endrinos, por eso hay mucha variabilidad en cuanto a tamaño del fruto, color y forma más redonda o alargada, además de variación en el tamaño de las hojas. Algunos árboles son más espinosos que otros, se suelen usar de portainjertos para otras variedades más grandes e incluso para otras especies de hueso, por lo que es normal que reaparezcan desde chupones de raíz en cultivos abandonados cuando son cortados los árboles injertados. El sabor de estas ciruelas suelen ser algo más ácidas, pero si se cogen en su momento también están muy buenas. Se pueden ver algunos en sotos, acéquias y ribazos.


Sauco (Sambucus nigra), bastante común en la montaña, bastante menos en el valle del Ebro, muchos de los ejemplares que yo tenía localizados años atrás por la zona de huerta de Zaragoza desde Alagón a Monzalbarba han ido desapareciendo. El fruto suele ser laxante y no recomendable su consumo, pero dicen que hacen mermeladas y vinos con él. No confundir con su pariente el sauquillo (Sambucus ebulus) que es venenoso, es planta más baja y suele ser muy común en el valle del Ebro.

Tila (Tilia ssp.), el tilo es un árbol de montaña del que se recolecta la flor de la tila con la que hacemos la famosa infusión calmante de los nervios. Para la recolección usaremos las flores y brácteas o “tellas” que son unas hojas finas y alargadas que acompañan al racimo de la flor. En la foto la flor ya se ha polinizado y se puede ver en su lugar el fruto resultante, este no es aprovechable para el consumo.

 Zarza terreña (Rubus caesius), es una zarza que se suele encontrar en los sotos, su aspecto es de más devil que la zarza común, con espinas mas pequeñas y sus moras tienen menos granos.


Mora de zarza (Rubus ulmifolius), la típica mora que todos hemos comido alguna vez, no creo que haya mucho que decir, excepto que cuidéis con los pinchos de las zarzas, procurad no comer las que están más bajas porque suelen mearlas perros, zorros y otros bichos, también tened cuidado con los zarzales que se encuentren en ribazos de campos pues puede que las hayan rociado con herbicida.

Espero que os haya gustado este artículo y las fotos, de todas formas tened cuidado con lo que coméis por el campo si no sabéis o estáis totalmente seguros de lo que es, pues ya sabéis que según el dicho, tanto setas como frutas silvestres todas se pueden comer, pero algunas solo una vez.


Enlace: Frutos silvestres no comestibles y tóxicos. (Zaragoza Salvaje).


4 comentarios:

JOSE LUIS dijo...

Muy bonito e instructivo este reportaje. Un saludo. José Luis

Rigoberto Villanueva dijo...

Tengo dudas sobre esta este fruto que menciono Juglans regia, quisiera saber mas sobre sus características...le dejo mi cuenta... rigobertov56@gmail.com

Anónimo dijo...

Este año vienen todas las frutas más tarde, ¿crees que puede haber ahora en septiembre zarza moras y frambuesas en el Moncayo? ¿podrías decirme las zonas donde las pueda coger? Muchas gracias. Un saludo.
















Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Sobre las moras y frambuesas es verdad que este año se han retrasado mucho en la montaña algunos frutos, pero por otro lado la cantidad de lluvias y nieve ha hecho que algunas especies se cargaran mucho de fruto como en el caso de las endrinas. No creo que haga falta que subas al Moncayo para coger moras, en cualquier ribazo o soto aun podras encontrar algunas dependiendo la zona en la que vivas, respecto a las frambuesas, en Aragón popularmente se las conoce por "chordones" y en el Moncayo hay muchas chordoneras desde media altura hacia arriba, pero recuerda que estás en un Parque Natural y no se puede andar cogiendo frutos o plantas dentro de él.