Translate

viernes, enero 25, 2013

Nuevo lobo asesinado legalmente.

UN NUEVO EJEMPLAR DE LOBO RADIOMARCADO Y QUE FORMABA PARTE DE UN ESTUDIO DEL PARQUE NACIONAL DE LOS PICOS DE EUROPA HA SIDO MATADO RECIENTEMENTE POR DISPAROS POR PERSONAL DE LA ADMINISTRACIÓN.





Denunciamos que otro lobo que estaba siendo objeto de estudio científico ha sido abatido a disparos este mes de enero cuando, al momento de su muerte, portaba un collar de seguimiento GPS-GSM que le fue colocado por los investigadores contratados por el Parque Nacional de los Picos de Europa el día 10 de octubre de 2012, en la vertiente leonesa del Parque Nacional. En este caso se trata de una hembra juvenil de lobo, nacida el año pasado, que formaba parte del estudio de seguimiento de cánidos en el Parque Nacional. Este hecho viene a sumarse al lamentable episodio acontecido con la muerte del Lobo apodado “Marley” por la propia Administración del Parque Nacional autora de su muerte, que también formaba parte del mismo estudio científico y que comparte además el vergonzoso hecho haberse silenciado deliberadamente a la opinión pública por el Consorcio del Parque Nacional, conocedor de los hechos.

La Dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa informó el pasado mes de diciembre al Patronato en la reunión en Covadonga de los dispositivos efectuados y de las incidencias del proceso de captura en vivo y marcaje, declarando que el collar de seguimiento por satélite de la loba estaba operativo y transmitiendo información adecuadamente. Fueron necesarias 41 jornadas nocturnas para poder proceder al radiomarcaje del ejemplar matado en fechas recientes por la propia Administración.

Según informes oficiales, sobre la base de contratos subrogados que se cargan al capítulo VI de inversiones, la administración del Parque Nacional abonó en 2011 la cantidad de 149.914,84 euros a la empresa TRAGSA para que realizara el estudio “Seguimiento de manejo de fauna en el Parque Nacional de los Picos de Europa 2010-2012”. A su vez, se abonó a la mercantil “A.RE.NA, S.L.” la cantidad de 125.000,00 euros (que se suman a los 114.464,72 euros abonados en 2010) por la realización de la asistencia técnica denominada “Seguimiento de las Poblaciones de cánidos en el Parque Nacional de los Picos de Europa”, cantidades a las que se han de sumar las de 55.189,90 euros por el estudio específico denominado “Asistencia Técnica para la captura en condiciones de seguridad controlada, el radiomarcaje y el seguimiento satelital de lobos” abonada en 2010, y la de 59.062,50 euros abonada en el mismo concepto en 2011, y según se informó en la ultima reunión del Patronato, “con los limitados medios disponibles en el presente ejercicio, se sigue desarrollando el Plan de Monitoreo del Parque Nacional” .

Que la Administración pública haya matado a disparos a dos ejemplares de Lobo ibérico que estaban siendo objeto de estudio científico y que han supuesto una inversión económica de elevada cuantía además de la remuneración al personal de las jornadas nocturnas para la captura en vivo, no solo demuestra la ineptitud de la gestión, sino el desprecio del esfuerzo económico que ha supuesto a los ciudadanos el estudio científico y la inutilidad del mismo, pues mientras se ejecute la muerte de ejemplares de lobo en el Parque Nacional, se corre el riesgo de matar a los que son objeto de estudio científico, dando al traste con el rigor de los resultados que pudieran haberse obtenido del mismo. Al parecer, esta loba estaba revelando interesantes cuestiones que atañen a la elevada movilidad de estos animales por terrenos situados en el Parque Nacional y habría dejado en entredicho el resultado de los censos sobredimensionados por la Dirección del Parque Nacional para intentar justificar la eliminación de ejemplares.

Queremos denunciar además que este hecho demuestra que los controles de población de lobos se realizan disparando a cualquier ejemplar que aparezca ante el visor de un rifle, sin tener en cuenta el rol que ejerce en la estructura del grupo familiar, y se ejecutan por personal no especializado (el Lobo apodado “Marley” fue abatido por un cazador local y la loba recientemente abatida lo fue por un contratado de la mercantil TRAGSA), sin tener en cuenta las conclusiones de los estudios que desaconsejan la realización de controles de lobos y sugieren que incluso pueden tener efecto inesperados por la desestructuración de las apenas 3-6 manadas que habitualmente campean en el Parque Nacional.

Por último, queremos denunciar la falta de transparencia de la gestión. A pesar de que este lamentable suceso es de interés público, ha sido deliberadamente ocultado a la opinión pública por los investigadores de la empresa privada contratada con dinero público para dicho estudio de seguimiento de los lobos y por la Administración del Parque Nacional, que pergeña en su habitual gestión opaca cuando de eliminar animales silvestres se trata, comprometiendo con sus actuaciones agresivas la integridad de los ecosistemas naturales que deben objeto prioritario de salvaguarda en un Parque Nacional.


Fuente: Los Verdes- Grupo Verde Asturias.

1 comentario:

El Grumete dijo...

Lamentablemente, así es como funcionamos en este país. Si esto ocurre en un parque nacional, con la máxima figura de protección, que no pasará en el resto de la población.
Esto sólo lo pueden arreglar desde Europa, retirando los fondos, que es lo único que entienden.