Translate

sábado, octubre 08, 2011

Las cabras asilvestradas de la Sierra de Guara.


Hace entre unos veinte y cincuenta años aproximadamente los pueblos de muchas zonas del Pirineo empezaron a quedarse despoblados, algunos como los de la Sierra de Guara sufrieron mucho la despoblación quedándose prácticamente abandonados y otros completamente muertos. En esos años algún que otro habitante de estos pueblos al tener que partir de allí con mayor o menor urgencia, si no pudieron vender o incluso regalar sus animales se vieron obligados a abandonarlos a su suerte, abriendo sus corrales y liberándolos por el monte. Seguramente los más flojos o menos adaptados a los inviernos de la montaña morirían, pero algunas cabras sobrevivieron y se agruparon para formar rebaños salvajes comportándose casi como cabras monteses. A día de hoy son sobre unas mil cabras las que hay sueltas en el Parque Natural, y dicen los montañeros que a veces pueden verse rebaños en los alrededores del Tozal de Guara, a unos 1700 o 2000m., de unos cien ejemplares o más.

El problema de las cabras es que suelen adaptarse muy bien a la vida silvestre y multiplican su número constantemente, además ese problema se agrava porque hay una pequeño núcleo de cabra montés en la sierra con unos 50 ejemplares que parece que empieza a desarrollarse, con lo que podría peligrar púes la pureza de la especie montés por el cruce con estas cabras domésticas. Por otro lado la población de cabra montés provenientes de Teruel con origen en los puertos de Beceite se ha extendido mucho y ya se pueden ver rebaños en los montes de la zona Sur de Zaragoza a pocos kilómetros de la ciudad, también hablan de avistamientos de algunos ejemplares en la Sierra de Alcubierre y en el sudeste de la provincia de Huesca. Por lo que en menos de diez o quince años es posible que colonicen el Prepirineo si siguen a este ritmo, juntándose así con las de Guara. Llegados a este punto supongo que usted dirá que lo más lógico sería eliminar a las cabras domésticas, tal vez dar algún permiso especial para abatirlas o hacerlo desde la administración a través de la guardería de montes. Pero creo que no es tan sencillo. ¿Por qué? Pues porque las cabras asilvestradas que se mueven por el parque de Guara posiblemente pertenecen a la raza autóctona de la cabra pirenaica, que según el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España está en Peligro de Extinción. Por lo tanto, no creo que fuera lo más ético, legal y moral cargarse a los últimos ejemplares de una raza de ganado caprino en extinción. ¿Cuál sería la solución? Pues no lo sé, supongo que la captura, pero puede ser muy, muy costoso capturar a todos los animales, casi imposible. No veo muchas soluciones, pero no podemos exterminarlas así sin más, pues perderíamos un patrimonio genético muy valioso, creo que lo más razonable sería hacer un estudio de las cabras para asegurarnos que pertenecen a esta raza en extinción y si es así intentar la captura de un número adecuado de animales sanos para poder utilizarlos en la mejora de esta raza caprina.

Supongo que la asociación de criadores de la raza caprina pirenaica (ARACRAPI) vería con buenos ojos la entrada de sangre nueva para esta raza. La DGA podría llevarse este ganado a la finca experimental de la Garcipollera donde investigadores del CITA podrían trabajar con estas cabras para la mejora genética de la especie mediante la selección y cruce con otras cabras pirenaicas.

Creo de verdad que en cuanto a resistencia y adaptación al medio natural estas cabras están más que probadas, ellas mismas ya han sufrido su propia selección natural durante unas cuantas generaciones, unas cabras que llevan varias décadas recluidas en una sierra sin cruces con otras razas podrían mantener en su interior un acervo genético antiguo muy puro como raza pirenaica, es algo que merecería la pena estudiar muy bien. Una vez hecho esto, habría que ir reduciendo el número de cabras domésticas progresivamente mediante su caza, a la vez que se viera que aumentaba el número de cabras monteses, para ir sustituyendo unas por otras, pues no convendría eliminar a todas de golpe ya que estas cabras aseguran la alimentación de los quebrantahuesos, buitres leonados, alimoches y otros animales que sin ellas podrían disminuir en número seriamente.


Como vemos es complejo el tema de estas cabras hay motivos suficientes por el que consérvalas y motivos para eliminarlas, pero sea como fuere se tendrán que tomar medidas urgentes en los próximos años con respecto a ellas.
Dejo aquí a continuación una descripción de la raza de ganado caprino pirenaico de la web del ministerio de Medio Ambiente.

Raza caprina Pirenaica.
La raza caprina Pirenaica debe su nombre a los Pirineos, lugar donde se formó a partir de los caprinos llegados a España procedentes de Europa Central y asentados en esta zona. Se considera que la raza Pirenaica actual es una forma derivada de la Capra aegagrus de origen netamente europeo, sin influencia de otras formas prehistóricas. A su llegada a España se localizó en los Pirineos Atlánticos u Occidentales, desde donde posteriormente se difundió a los macizos montañosos del Norte y Centro de la Península. La primitiva y originaria raza Pirenaica, en su difusión por la península, ha dado lugar a razas o agrupaciones de características variables según áreas geográficas: Cabra del Moncayo, Cabra del Guadarrama, Raza Azpi Gorri, entre otras.
El Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España incluye a la raza caprina Pirenaica en el Grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción.

Cabra raza pirenaica en feria de ganado de Aínsa.
Características generales
Agrupa animales de caracterización sexual bien definida, de perfil recto, eumétricos y de proporciones medias, con tendencia al alargamiento. Los animales de ambos sexos pueden disponer de cuernos potentes. En los machos dirigidos hacia atrás y hacia fuera, y en las hembras de tipo aegagrus, en forma de arco hacia atrás. Con alguna frecuencia se presentan animales acornes. Con frecuencia presenta mamellas. Tronco largo y amplio, con costillares arqueados. La capa típica es la de tipo pirenaico (negra bragada y con carrilleras), aunque se admiten cárdenas y berrendas. Presentan el cuerpo cubierto de pelo largo y abundante. Los machos suelen presentar “barba”. Por su parte, las hembras suelen presentar de manera habitual “perilla”. Se caracteriza por un tamaño entre mediano y grande, con un peso entre 75 y 85 Kg. en los machos y entre 55 y 65 Kg. en las cabras.

Distribución geográfica

En su origen, la zona principal de ocupación fue la de los Pirineos Centrales, fundamentalmente el norte de Huesca, Zaragoza, Navarra y Lérida. En la actualidad, el núcleo principal de la raza caprina Pirenaica se encuentra en el Pirineo Aragonés.
Características productivas y sistema de explotación
La cabra Pirenaica es de doble propósito: leche-carne. A este respecto, si tradicionalmente la producción de leche figuraba en primer lugar, en la actualidad, por distintas causas, está orientada hacia la producción de carne como objetivo principal. En este sentido, el tipo comercial dominante, y casi único, es el “cabrito”, animal alimentado exclusivamente con la leche materna y sacrificado a la edad de 30-40 días con un peso vivo entre 8 y 10 Kg. Asimismo, muestra una buena aptitud para la producción de leche, pudiendo alcanzar valores interesantes, aunque no se manifiesta en toda su extensión por las características particulares del sistema de explotación y manejo en general aplicado.
Se explota en las condiciones de vida propias de las zonas de montaña, donde el primer ingrediente es el clima, con inviernos largos y fríos y veranos cotos y templados, por la altitud y la influencia oceánica. Responde a las carñacteristicas de tipo familiar, poco tecnificada, dad su reducida dimensión y el bajo nivel económico de la misma. la dimesión o número de cabezas del rebaño es muy variable desde 20 a 30 cabezas hasta 300 o mas.

11 comentarios:

Nykza dijo...

Me parecen muy acertadas las soluciones que has dado al problema,ya conocía esta población de cabras asilvestradas pero no me había llegado la información de que eran ejemplares en peligro de extinción.
Como has dicho la captura de estos animales tiene que ser muy difícil y mas con el numero que son, pero bueno estas sierras ya están reservadas para la cabra montesa que en unos años colonizara la mayoría :D.
Un saludo

José Luis Sáez Sáez dijo...

Hace unos años, quizá 20, tuvieron la feliz idea de introducir 45 cabras, posiblemente de Gredos, en un paraje singular de la sierra de Madrid: La Pedriza. Desde luego da gusto verlas trepar y saltar de roca en roca. Pero... Hace 5 años ya leí que se habían convertido en unas 1.000 cabras. Ahora no saben qué hacer con ellas. Ahora son un problema.
Desde el punto de vista del arbolado, pueden hacer mucho daño, no creo que las plántulas, plantitas o brotes nuevos tengan mucha opción.
José Luis Sáez Sáez

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Hola José Luis, las cabras ejercen una función dentro del ecosistema, hace muchos siglos había cabras monteses, ciervos, muflones, corzos, caballos salvajes, bisontes, uros, asnos salvajes y otros animales herbívoros que se alimentaban de el monte, luego el hombre los cazó o domesticó y cambió estas especies por ovejas, cabras domésticas, caballos y vacas. Los ecosistemas se sustentan en intrincadas redes tróficas donde a veces la desaparición de "especies clave" puede llevar a una cascada de extinciones sucesivas de diferentes especies. Creo como tú que un número excesivo de ungulados puede ser peligroso para los ecosistemas, lo mismo que un sobrepastoreo, pero la desaparición de los ungulados también puede desestabilizar mucho los ecosistemas, por eso lo más natural es la interacción entre cazador y presa. Se tendrían que reintroducir ciertos animales como el lobo o el lince para regular las poblaciones de herbívoros y sanearlas ante enfermedades allí donde se pudiera, de esa forma se auto regularían las poblaciones animales y se mantendrían en un número no excesivo.
Por otro lado se están empezando a usar las cabras como medida preventiva de incendios en algunas zonas de España, te dejo un enlace a un estudio sobre el tema.
http://www.ctfc.es/confeinfor/articles/PAPER%20RIGUEIRO.pdf

Pedro Sanchez dijo...

Hola, por lo que veo las cabras de Guara seguramente serán bastante heterogeneas y más que pertenecer a la raza que hoy en día llaman Pirenaica, creo que más bien proceden de un tipo de ganado antiguo de tipo serrano, muy rústico pero más heterogeneo que la pirenaica. Seguramente hubo ganado de este tipo o muy parecido antaño en las zonas prepirenaicas, Ibérica y la meseta, tal vez tienen sangre muy cercana a la cabra pirenaica, pero también a otras razas como la Moncaina, la de Guadarrama, la Azpi Gorri y otras de mismo origen. Para mi son cabras serranas parecidas al ganado que hoy llaman "Agrupación de las Mesestas", cabras bastante heterogeneas, pero muy rústicas y adaptadas a nuestro país que llevan con nosotros miles de años, pero que no han sido realmente seleccionadas o mejoradas. Para mi aunque tal vez no pertenezcan a una raza clara y distinguible, son desde luego cabras ibéricas muy adaptadas que merecen más que ser eliminadas sin ningún estudio o aprobechamiento como tu bien dices. Por otro lado lo de los quebrantahuesos es algo a considerar, si dependen en cierto grado de estas cabras no creo que se tengan que eliminar sin más.

Anónimo dijo...

ola soy de cantabria y estoy interesado en hacerme con un centenar de cabras con quien tengo que contactar?
gracias
telefono:628696121

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Hola, supongo que hablas de las de Sierra Guara, en realidad las cabras no son de nadie, por lo que tampoco tienen ningún registro, pero como la mayoría están dentro de un Parque Natural tendrías que hablar con el departamento de agricultura, ganadería y medio ambiente del Gobierno de Aragón (DGA). Te dejo el enlace a la Web.
Hola, supongo que hablas de las de Sierra Guara, en realidad las cabras no son de nadie, por lo que tampoco tienen ningún registro, pero como la mayoría están dentro de un Parque Natural tendrías que hablar con el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón (DGA).

Agricultura y Ganadería

Plaza San Pedro Nolasco, 7, edificio Maristas
50071 Zaragoza (Zaragoza)
Tfno: 976714000
Correo electrónico: agricultura@aragon.es

Medio Ambiente

Medio Ambiente
Paseo Maria Agustín, 36 (edificio Pignatelli)
50071 - Zaragoza
Telf.: 976 71 40 00

Correo electrónico: ma@aragon.es

ÁNDARA dijo...

Por que eliminarlas si se adaptan al medio mejor que la cabra montes?????
Por que eliminarlas si están ejerciendo una labor muy interesante y favorable en el pirineo????

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Para ÁNDARA, lo de eliminarlas solo sería en el momento en que las monteses empiecen a colonizar esa zona y a crecer en número, ahora sería muy perjudicial eliminarlas para los buitres, quebrantahuesos y otros que se alimentan de sus cadáveres. El problema es que se hibridarán seguro con las monteses e incluso igual las desplazan a otras zonas.

Rafael Bennassar dijo...

Hola me gustaría saber que a sido de las cabras silvestres.

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Hola, sé que sigue habiendo mucha cabra asilvestrada, aunque parece que hay intención de eliminarla. De momento he visto en Internet que las ofrecen como trofeo en los cotos por unos 300€.Esta Semana Santa he visto varias en Rodellar.

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Hola, sé que sigue habiendo mucha cabra asilvestrada, aunque parece que hay intención de eliminarla. De momento he visto en Internet que las ofrecen como trofeo en los cotos por unos 300€.Esta Semana Santa he visto varias en Rodellar.