Translate

domingo, abril 11, 2010

Avatar y Gaia.



Hace poco vi la película de James Cameron “Avatar”, me pareció un trabajo muy profesional y avanzado respecto al tratamiento digital de las imágenes y la integración de lo virtual con las imágenes reales, más allá de eso además vi como el guión se acercaba un poco a la teoría de “Gaia” formulada por James Lovelock a finales de los setenta. El film se desarrolla en Pandora, una luna del planeta Polifemo. Pandora esta cubierta de selvas en las que existe una gran variedad de seres vivos, al parecer todos ellos interconectados formando así algo como un gran organismo vivo, aunque los indígenas humanoides y los animales son seres independientes pueden interconectase a través de un puerto USB orgánico desde donde trasmiten información, además estos tienen un fuerte vinculo con los árboles y plantas que resulta que también comparten una red compleja de conexiones de tipo neuronal entre si.
Estos meses atrás he leído un par de libros de James Lovelock, “Las edades de Gaia” y “La venganza de la Tierra”, ambos relacionados entre si, explican la teoría de Gaia.

James Lovelock es un científico independiente nacido en 1919 cerca de Londres, químico, climatólogo, ambientalista, inventor, escritor, ha trabajado para la NASA en la carrera espacial y ha creado unas sesenta patentes, inventando además el detector de captura de electrones, una máquina capaz de encontrar residuos de contaminantes y pesticidas en la atmósfera del planeta, con ella después de mediciones en los mares advirtió de los altos niveles de CFCs, los famosos clorofluorocarbonatos que tanto mal hicieron a nuestra capa de ozono. Este señor en su día ideó una teoría en la que trata a nuestro planeta como a un gran ser vivo, un sistema único que se autorregula, formado por componentes físicos, químicos, biológicos y humanos. En sí la Tierra podría ser como un animal pluricelular en el que habitan y esta compuesto por bacterias, virus y células de todo tipo que viven interactuando y componiendo órganos mas complejos como el corazón o los pulmones dentro de dicho ser vivo, cada célula es un ser independiente pero todas forman parte de un gran organismo vivo. Dicho de esta forma puede parecer un poco de ciencia ficción, pero analizando mas seriamente la teoría que explica Lovelock en sus libros no parece para nada una idea descabellada. Cuando “Gaia” fue presentada al mundo científico estos la ridiculizaron y fue un poco olvidada durante años, pero en la actualidad y a partir de los años noventa empezó a cobrar fuerza y a ser tenida en cuenta por muchos científicos, sobre todo los climatólogos.
En el último libro de Lovelock “ La venganza de la Tierra”, este nos advierte del tremendo daño que estamos infligiendo a “Gaia” y nos presenta una situación ecológica actual mucho más grave de lo que nos podemos imaginar, grave sobre todo para la civilización, pues Gaia ya pasó por una etapa como esta que se avecina, pero tardó 100.000 años en recuperarse, con la consiguiente gran perdida de biodiversidad que todo eso provocó. Merece mucho la pena que leamos sobre “Gaia” y reflexionemos un poco, seguro que no nos costará mucho tiempo darnos cuenta de que el sistema y forma de vida que llevamos nos va a pasar factura en breve tiempo, antes de lo que nos imaginamos.