Translate

jueves, diciembre 31, 2009

Sotos todavía degradados.

Soto de San Antonio (Sobradiel).

-->
La mayoría de los sotos en Zaragoza fueron expuestos en el pasado siglo a roturaciones que intentaban quitar terreno al cauce natural del río para ganar tierras de cultivo, se construyeron diques y motas que contenían las avenidas dejando un espacio mínimo sin cultivar en las orillas donde quedó recluida la poca vegetación y fauna autóctona que se logró salvar. Además se extrajeron gravas del cauce y riberas modificando totalmente el paisaje ripario original, amplias zonas quedaron desertizadas sin árbol alguno, solo gravas se podían ver en largos tramos de ribera.
En las últimas décadas de siglo una vez se dejaron de extraer gravas algunas de estas zonas erosionadas empezaron a ser colonizadas por vegetación procedente de las semillas de los pocos lugares vírgenes y ejemplares de árboles, plantas y arbustos aislados que se habían salvado. Los terrenos más próximos al agua que se mantenían con humedad durante varios meses al año fueron los primeros en ver la regeneración vegetal, tamarices, sauces y chopos fueron los primeros árboles en extenderse, también los álamos blancos, fresnos, olmos y majuelos principalmente, además de algunos otros árboles menos comunes en los sotos y árboles alóctonos que procedían de semillas de jardines y huertas como las higueras, nogales, moreras, ailantos o robinias. También se realizaron algunas repoblaciones poco acertadas en algunos lugares de la ribera sobre todo con chopo papelero, sauce llorón y más recientemente con álamo blanco boleano.
En este momento podemos decir que sobre todo en el Ebro y algunos otros ríos de Zaragoza la situación es la siguiente, la mayor parte de la ribera presenta una franja arbolada de pocos metros que se amplia en algunas áreas formando sotos mejor o peor conservados, además existen algunas islas fluviales también llamadas mejanas en las que la regeneración vegetal generalmente ha sido bastante buena, estas islas son de máxima importancia para la fauna, en ellas suelen anidar muchas aves a salvo de perturbaciones humanas.

Soto de Malfora (Utebo).
Por otro lado tenemos bastantes tierras próximas al río de extensión considerable en las que la regeneración no ha sido todavía posible pues las condiciones para el asentamiento vegetal del soto son peores que otras más cercanas a la orilla, esas tierras son lugares no cultivables que se hayan dentro de la zona del cauce en época de crecidas y forman parte de los considerados sotos del Ebro, pero no presentan casi vegetación. Vemos también como algunas choperas papeleras abandonadas al cultivo han sido colonizadas por vegetación propia del soto, por lo que podemos entender que lo que necesitarían las zonas de soto todavía degradadas es la sombra de algunos árboles que mantuvieran durante más tiempo la humedad en la tierra para así favorecer la aparición de la flora autóctona.
Soto de San Antonio (Google Earth)
En las cercanías de mi barrio hay varios sotos que son los que más conozco desde niño, por una parte está el de San Antonio o el Tambor, que empieza cerca de la ermita de san Antonio en Torres de Berrellén y acaba en la barca de Sobradiel, el soto que va desde la Mejana Nueva del Chopar en Sobradiel hasta el soto de la Alameda de Utebo incluyendo este, que prácticamente ambos forman un mismo soto y también el soto de Malfora en Utebo. En estos lugares hay zonas en mejor estado natural y otras en peor estado, por ejemplo podemos ver que el soto de la Alameda de Utebo, el más cercano a Casetas es el que presenta un área con más arbolado en proporción comparado con los otros, además de mantener bastante diversidad en especies vegetales, este soto en conjunto con la zona de Sobradiel que llega hasta la Mejana Nueva del Chopar supone unas 46 hectáreas de bosque ripario bastante bien conservado en el que solamente entre unas dos y tres hectáreas están en peores condiciones forestales. El soto de Malfora es un soto muy frecuentado por pescadores, su extensión es de unas 47 hectáreas y en este las zonas próximas a la ribera son las mejor conservadas, habiéndose hecho alguna pequeña reforestación hace años de poco éxito, pues se plantaron bastantes sauces llorones (árbol no autóctono), pero pocos sobrevivieron. En este soto hay entre unas 10 y 12 hectáreas que necesitarían ser reforestadas para ayudar a crear y asentarse un soto más amplio y diverso, sino seguramente pasarán muchas décadas antes de que empiece a formarse un bosque de verdad. El soto que va desde el comienzo del llamado soto de San Antonio hasta la barca de Sobradiel es de unas 47 hectáreas también, teniendo unas 10 hectáreas bastante degradadas en cuanto a su vegetación, toda esta zona está en la parte más al norte, en el mismo soto de San Antonio. La parte del soto más cercana a la barca de Sobradiel ha sufrido en las ultimas décadas una regeneración rápida y abundante de su flora, pues es una zona sometida a inundación durante más tiempo que la anterior cada año, por eso la ha aventajado en regeneración.

Soto de Malfora (Google Earth).
Hay otras zonas como la isla de la Mejana Redonda de Utebo con sus 16 hectáreas que necesitaría una reforestación en 5 de sus hectáreas, además desde esta mejana hasta el puente del Ebro en la zona de pontoneros de Monzalbarba habría unas 27 hectáreas de ribera y sotos degradados a reforestar, y podríamos continuar con más zonas que sería más de los mismo.

Soto de San Antonio (Sobradiel).
Hemos de darnos cuenta de que los bosques de ribera son muy importantes para el medio natural, cumplen muchas funciones beneficiosas para el mantenimiento del medio y su fauna y flora, entre otras, son galerías por las que transitan muchos animales interconectando así las poblaciones de diferentes espacios naturales, además les sirven como lugares donde parar, refugiarse y alimentarse en sus viajes migratorios. Por otra parte los sotos y riberas forestadas cumplen unas funciones clave en el funcionamiento hidrológico, frenando la fuerza de la avenidas, favoreciendo la infiltración y recarga de los acuíferos y dan estabilidad a las orillas disminuyendo el riesgo de erosión por la fuerza de la corriente. Así pues tendríamos que poner más interés en a recuperación de estas zonas, que siempre han sido un poco olvidadas o poco valoradas como espacios naturales, desde los mismos municipios ribereños se tendrían que poner empeño en conseguir mantener unos sotos amplios y sanos en los que sus habitantes puedan también disfrutar de un uso lúdico compatible con su conservación, dándoles a la gente así pues unos espacios naturales de los que sientan orgullo por su alto valor ecológico y paisajístico.
Soto de la Alameda (Google Earth).
Soto de la Alameda (Utebo).


lunes, diciembre 28, 2009

Andando por el soto de San Antonio.

Torres de Berrellén y el Moncayo al fondo.

Como la mañana del domingo estaba buena, me decidí a dar vuelta por la ribera del Ebro y me acerqué al soto de San Antonio, también llamado del Tambor, que se encuentra entre Torres de Berrellén y Sobradiel, más allá de la barca de Sobradiel. El río lleva agua en abundancia y algunas zonas y caminos están intransitables por el barro y el agua, pero aún así intenté andar un rato lo más cerca de la orilla que pude procurando no resbalar. Pude ver varias garzas reales, ánades, cormoranes, pinzones, escribanos, grandes bandos de palomas torcaces, un aguilucho lagunero, un martín pescador, pero la verdad es que no se me dio demasiado bien el tema fotográfico con las aves.

Un pinzón común (Fringilla Coelebs).

El Moncayo desde el soto de San Antonio.

Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)

Senderos inundados, algo normal en estas fechas.

Otro pinzón.

El Moncayo estaba tremendo, completamente blanco de nieve, a ese si que pude sacarle bastantes fotos. Encontré como siempre por las riberas bastante basura, una cocina de gas abandonada, una nevera, un monitor de ordenador roto, de todo. ¿Es que aún hay gente que no sabe que existen los puntos limpios? Además de eso también vi unas huellas que creo que son de tejón pero no estoy seguro, igual algún visitante entendido del blog nos lo aclara a todos. Una de las fotos es de un gran álamo blanco, es una pasada como estos árboles gracias a rebrotes de raíz se extienden por la ribera formando pequeños bosquetes de álamos clon del padre.


¿Huellas de tejón?

Palomas torcaces (Columba palumbus).

Riberas con tamarices anegados.

Escribano soteño (Emberiza cirlus).

Álamo blanco (Populus alba).


sábado, diciembre 26, 2009

Salvajes cazados.

Si, han pillado a los vándalos que arrancaron y quemaron el mobiliario del observatorio de aves de la balsa, parece mentira pero ellos mismos se delataron. Según parece eran cinco quinceañeros con menos luces que un candil, pues después de hacer sus fechorías les faltó tiempo para publicar en internet las fotos de todos ellos llevando a cabo el delito. Les va a salir caro el aparecer en “Tuenti” quemando bancos, con estas pruebas el juez no dudará en su culpabilidad, no me gustaría estar en la piel de sus padres pues les va a tocar pagar el pato y no creo que la restauración del mobiliario sea muy barata, pues ya se sabe que lo de las obras públicas siempre es caro, además de la multa que se les imponga que también puede ser floja. A los nenes igual les tienen preparados varios meses de trabajos para la comunidad, pintar, limpiar las calles, sería lo mejor, aunque ya he oído a alguna persona que si por él fuera les obligaría a llevar un cartel colgado al cuello donde pusiera “Yo soy el que va rompiendo los parques de Casetas”.

martes, diciembre 22, 2009

Salvajes andan sueltos.


El nuevo parque de la balsa del Ojo del Cura fue inaugurado hace tan solo poco más de una semana, para ser exactos el día 13, aquí estuvo el Vicealcalde de Zaragoza y la Concejala de Medio Ambiente viendo lo bien que había quedado todo después de las obras y presentando este parque a los caseteros. A los dos días ya comenzaron las agresiones al mobiliario de este parque y además hoy me he pasado a hacer unas fotos de la balsa nevada y me he encontrado otra sorpresa, al entrar en el observatorio de aves, no había bancos ni repisas, parece que habían sido arrancados de sus espirros y con la madera habían alimentado el fuego de una hoguera en el interior de este mirador.

¿Que tipo de persona se dedica ha hacer estas barbaridades? Ninguna, pues no creo que sean personas, no se les puede llamar así, no llegan a ese nivel, solo son simples bestias, alimañas, subproductos de nuestra sociedad, algo que no se puede reciclar, solo son residuos que ensucian el barrio y empañan el trabajo, la valía, el empeño y el buen hacer de los caseteros.

Estos miserables para mi son bestias, supongo que son algo así como hombres lobo, personas con doble identidad como los gremlins, seguramente serán de los que llevan una vida aparentemente normal, tal vez sean hijos modelo para sus padres en su casa y luego salen a la calle y se transforman, van haciendo botellón de parque en parque dejando basuras, botellas, pintadas en paredes, bancos arrancados, papeleras rotas, columpios reventados, retrovisores de coche colgando, antenas dobladas, son como el caballo de Atila. Luego sus padres se quejarán de las subidas de impuestos, pero si es que ya no llega el dinero para apañar todo lo que deshacen sus niños y es dinero que sale de mi bolsillo y del de todos los caseteros, que no viene del cielo. Todas las mejoras que se están haciendo en Casetas durante estos años es gracias al esfuerzo de todos los vecinos que han trabajado para conseguirlas directamente o indirectamente mediante sus impuestos. Los parques y demás instalaciones e infraestructura no los traen los Reyes Magos, ni Mister Marshall, por eso cuando estos vándalos rompen algo nos están privando a todos los demás de su disfrute y están jugando con nuestro dinero.

Es difícil saber como actuar ante estos casos, pues no son cosas aisladas, porque no hay fin de semana que no pase algo en el barrio, hay gente que no comprende y no valora la atmósfera de libertad en la que vive, es como si prefirieran ser tratados de forma represiva, o al menos eso parece que piden, no es comprensible. Seguramente volvemos a lo de siempre, todo estará ligado a la educación o más bien la carencia de ella, no es cosa de clases sociales ni de inmigración ni de nada de eso, sino de un comportamiento absurdo y reprobable que no podemos permitir. Tal vez estos salvajes sean los mismos que en los institutos insultan, desobedecen e incluso intimidan a sus profesores, violencia gratuita, la generación del Gran Hermano, donde todo vale. ¿Como podemos atajar esto?

miércoles, diciembre 16, 2009

Árboles de Navidad



Ya que se acercan esas fechas festivas que tanto esperáis, me gustaría hablaros sobre los árboles de Navidad. Estos días muchos de vosotros estaréis pensando en comprar uno de estos árboles, no sabréis seguramente si decidiros por un árbol artificial o uno natural, los primeros tienen de bueno que puedes usarlos a lo largo de los años si los conservas con cuidado, pero no son muy ecológicos ya que están fabricados con plástico, PVCs, aluminio y otros materiales, los segundos si son más ecológicos, pues en su crecimiento no se utilizan productos peligrosos, no están fabricados, sino que se siembran en un vivero y se cuidan hasta que tienen el tamaño adecuado para ser vendidos. Normalmente se usan como árboles de Navidad la especie de conífera cercana a los abetos llamada abeto rojo (Picea abies), el problema de estos árboles es que en la naturaleza se crían en ambientes muy frescos y húmedos del norte de Europa y al comprarlos nosotros y meterlos quince días en una casa con calefacción sufren mucho llegando a morir en la mayoría de los casos. Por otra parte muchos de estos árboles son vendidos sin apenas raíces, se las cortan al máximo dejando un pequeño cepellón en una bolsa, el que los vende así asume ya que no van a vivir muchos días.

A mí me parece que lo ideal sería comprar un árbol natural que pudiera sobrevivir a la Navidad para ser después plantado en algún jardín, parque u otro terreno donde pudiera crecer, pues no es muy ético comprar un árbol, que es un ser vivo y que ha sido cuidado durante más de cinco años para luego verlo morir en poco tiempo. Por eso yo creo que si nos decidimos a comprar un árbol deberíamos pasar totalmente de los típicos abetos navideños e ir a por otras especies más adaptadas a nuestro clima mediterráneo, tendríamos que ir a un vivero y coger un árbol o arbusto perenne, yo me decidiría seguramente por algún tipo de ciprés, hay muchas especies con forma parecida al abeto, por ejemplo el ciprés común variedad horizontalis (Cupressus sempervirens horizontalis), el ciprés de Arizona (Cupressus arizonica), Ciprés de Monterrey (Cupressus macrocarpa), el ciprés de Leyland (Cupressocyparis leylandii) o el ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana). Además podríamos comprar algún enebro, en las tiendas podremos encontrar fácilmente el enebro chino (Juniperus chinensis), o también una tuya (Thuja occidentalis), aunque creo que con dar una vuelta por el vivero y mirar un poco fácilmente veremos algo que nos guste.

Para los que vivís en climas más fríos como el Pirineo u otras montañas y sierras españolas sí que podéis usar una picea o abeto siempre que provenga de un vivero y haya sido criado en un contenedor sin recortes de raíces de última hora y os lo den con esa maceta. Lo único de que tenéis que preocuparos es de no tenerlo dentro de casa mucho tiempo, podéis sacarlo la mayor parte del día a la terraza y regarlo bien hasta que lo plantéis. Si hacéis esto cada Navidad en pocos años podéis tener un jardín o un terreno muy arbolado sin apenas trabajo y será muy sano ver a vuestros niños plantando y cuidando de sus árboles navideños durante mucho tiempo.

Ciprés de arizona (Cupressus arizonica).

lunes, diciembre 14, 2009

Inauguración obras del Ojo del Cura.


Ayer se inauguraron las obras del Plan E (Plan español para el estímulo de la economía y el empleo) de la balsa del Ojo del Cura en el barrio zaragozano de Casetas, mi barrio. Aunque la mañana era fría y ventosa, aún se animó bastante gente y se acercaron al evento. Representando al Ayuntamiento de Zaragoza estuvieron Fernando Gimeno, Primer Teniente de Alcalde y Lola Campos, Concejala Delegada de Medio Ambiente y Sostenibilidad, además de Roberto Polo nuestro Alcalde de Casetas que dieron unas palabras explicando los trabajos realizados en la balsa y valorando los cambios a mejor que se han llevado a cabo durante los últimos años, todo esto a modo de inauguración.

Nuevo observatorio de aves decorado por los grafiteros del barrio.

Yo paseé con los amigos de ANSAR por el entorno y vimos que se habían hecho muchas cosas, se ha creado un parque muy majo para el disfrute de los caseteros intentando conservar todos los valores naturales de la zona y mejorándolos con plantaciones de arbolado y arbustos. Se han instalado más mesas de madera y papeleras, nuevas zonas de juegos, una zona a cubierto tipo refugio para los días de sol de verano, se han mejorado los accesos peatonales y se ha hecho un nuevo observatorio de aves, además de nuevas plantaciones de arbolado, arbustos y plantas y colocación de riego por goteo en algunas zonas. Parece que este proyecto vecinal del Ojo del Cura va por buen camino y poco a poco se van viendo resultados, esperemos que ahora la gente responda y le demos un buen uso a este gran parque, siempre respetando a la fauna y el entorno.

El super tobogán parece que ha tenido muy buena aceptación por parte de los niños.

La Asociación de Vecinos preparó una chocolatada para todos.