Translate

sábado, octubre 31, 2009

Buitre triturado en parque eólico.

Quería mostraros este vídeo en el que se ve como un buitre que vuela cerca de un aerogenerador es alcanzado con una de sus aspas a gran velocidad y cae fulminado para que veáis que no todo son beneficios con la energía eólica, pues es sabido que son muchas las aves que mueren a causa de estos molinos, además de ser unos objetos que ensucian el paisaje de nuestros montes y para su instalación son creadas grandes pistas que deshacen el terreno y alteran el medio natural.
La energía limpia y renovable es necesaria, pero a veces es menos ecológica de lo que parece, tendríamos que luchar para que se tomen medidas para que estas cosas no pasen con las aves, además se debería evitar la instalación de estos aparatos en zonas de pasos migratorios y en las cercanías a zonas frecuentadas por rapaces y otras aves.


viernes, octubre 30, 2009

Festival de las grullas 2009


11º FESTIVAL DE LAS GRULLAS

“El Día de Bienvenida”

Laguna de Gallocanta

6-7-8 Noviembre 2009

EL PROGRAMA DE ESTE AÑO

LAGUNA DEGALLOCANTA 6-7-8 Noviembre 2009

Info: www.amigosdegallocanta.org / info@amigosdegallocanta.orgEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Tl: 616.912.139

Obras en el Ojo del Cura.



Las obras avanzan al fin en la balsa del Ojo del Cura, para quien no lo sepáis, a esta balsa se la incluyó en uno de los proyectos del Plan para el Estimulo de la Economía y el Empleo del Gobierno, donde se están invirtiendo 220.585€ para la restauración de este humedal. Ya hace bastantes años que el Ayuntamiento de Zaragoza, la Alcaldía de Casetas, la Asociación de Vecinos de Casetas, ANSAR y otros grupos trabajan por la recuperación de este espacio natural y se han logrado muchas mejoras desde entonces. En un principio hace más de un siglo el sistema de balsas de Casetas, Garrapinillos y Pinseque era bastante extenso, pero poco a poco estas balsas desaparecieron a causa de su reconversión a tierras de cultivo en su mayoría, quedando en la actualidad muy pocas de ellas. La balsa del Ojo del Cura junto al Ojo del Fraile y la Consejera son las balsas más cercanas a Casetas, la de la Consejera es la menor de ellas y fue recuperada del abandono hace unos años, limpiando, replantando árboles y arbustos y acondicionando el lugar, lo mismo se empezó a hacer con el Ojo del Cura, siendo la balsa del Ojo del Fraile, de propiedad privada, la única que queda por restaurar. Hay que decir también que la balsa del Ojo del Cura no hace mucho tiempo fue mucho más grande de lo que es ahora, quedando parte de ella en este momento sepultada bajo el campo de fútbol de Casetas, además sus alrededores fueron usados como graveras y en sus orillas se acumularon escombros y basuras durante años, pero después se comenzó con el trabajo de recuperación y la verdad es que a partir de ahí la balsa empezó a renacer.

El proyecto de restauración del Ojo del Cura ha sido y es un tema complejo de tratar, pues se combinan varios aspectos que complican su gestión, por una parte es un humedal con unas características geológicas, botánicas y faunísticas bastante singulares que aportan gran riqueza medioambiental al entorno por las que merece ser protegido y resguardado de la masificación, la urbanización, el expolio, la contaminación y la alteración, molestia o destrucción de sus especies. Por otro lado tenemos que este espacio está situado prácticamente en un ambiente urbano, escasamente a cien metros del campo de fútbol y a menos del cementerio, además de tener en sus cercanías casas y alguna que otra empresa. Esto hace que no pueda ser tratado igual que otros humedales y espacios naturales pues al estar tan integrado en la urbe la presión humana es mayor, con el lógico peligro de estar más expuesto a alteraciones de todo tipo, por esto desde un principio se aceptó que sería difícil crear en la población una concienciación popular para su protección y mantenimiento ya que hasta el momento este lugar había sido un vertedero, siendo ignorado por muchos y despreciado por otros. Por eso se propuso intentar poner en valor la zona dándoles a la gente algo que les atrajera además de por su valor medioambiental por otros aspectos, así pues se decidió intentar compatibilizar la creación de un gran parque urbano que se integrara con el entorno natural con la conservación ecológica de la balsa. Desde un principio se ha luchado intentando implantar este complejo sistema de gestión no siendo fácil su mantenimiento, ante la mirada perpleja de algunos vecinos que no entendían que valor tenía esto y por qué otros, pocos, vecinos se empeñaban en limpiar, desescombrar y reforestar el lugar. Muchos han sido los diferentes puntos de vista en estos años respecto a los caminos a seguir dentro de este proyecto, a veces las opiniones eran contrapuestas y otras veces, las más, había entendimiento. Recuerdo, como anécdota, que algunos vecinos, los más viejos, decían que había que podar los árboles que habíamos plantado en años anteriores y nosotros les dábamos a entender que lo que queríamos era un espacio los más natural posible, igual que un bosque, por eso no había que podarlos, pero ellos erre que erre, yo creo que pensarían “Me van a enseñar estos a mi después de tantos años en el campo, pues faltaba más”. Lo más duro ha sido y sigue siendo el lidiar con las gamberradas de muchos jóvenes que venían al parque a romper y destrozar simplemente, se entretenían en estropear los columpios y juegos para los niños pequeños, o arrancar las tablas con las que estaba hecho el observatorio o pegarle fuego al techo de este que era de brezo, arrancar papeleras, partir árboles, ensuciar los carteles informativos, hacer botellón y dejar todas las botellas, bolsas y demás basura tirada por allí, en fin de todos modos, seguro que sus padres piensan que tienen una maravilla de niños en casa sin saber lo que hacen fuera. También hemos tenido durante este tiempo muchos días de alegrías y fiesta, donde mucha gente y sobre todo niños han venido a pasárselo bien a este entorno, a reforestar la zona y disfrutar de actuaciones, enseñanzas sobre la naturaleza, almuerzos y charradas largas. Algunos, los menos, como yo, hemos disfrutado cada año con la ida y venida de diferentes aves a la balsa, desde el observatorio hemos hecho fotos y observado con prismáticos a todos los bichos que andan por aquí, que según parece cada día son más. Las cigüeñuelas fueron nombradas ave insignia del proyecto de restauración, pues su presencia en la balsa es habitual todos los años, criando en ella de forma continuada, son unas limícolas muy simpáticas y confiadas que comparten la balsa con ánades, fochas, andarríos, chorlitejos, pollas de agua, zampullines y muchas otras especies menos comunes como los combatientes.

Bueno, y ahora ya veis, estamos con obras, todo tiene buena pinta, hay una nueva zona tipo refugio con mesas para poder comer o echar la partida bajo techo por si llueve y para guarecerse del caluroso sol en verano,también se han colocado más mesas dentro de la zona boscosa y más papeleras, nuevos juegos más atractivos para los más valientes, un mejor acceso directamente desde el final de la calle San Jorge, un nuevo observatorio de obra, más fuerte que el que había y muchas otras cosas que se irán haciendo poco a poco. Hay que agradecer el empeño de un grupo de personas que creyó desde hace muchos años en este proyecto y el apoyo de la alcaldía de Casetas que ha mostrado su colaboración empujando también al proyecto y sabiendo aprovechar las diferentes ayudas financieras de fuera para mejorar esta balsa de los Caseteros.

Estas naves están abandonadas hace años al lado de la balsa, son un peligro para los niños que suelen jugar dentro de ellas y a veces se suben por los techos de uralita que están en muy mal estado, también son un atractivo para otros que se acercan de vez en cuando a ellas cuando anochece montados en lujosos coches seguramente para trapichear con alguna cosa que no será muy buena, digo yo. El Ayuntamiento ha tratado reiteradamente solucionar este problema intentando convencer a los dueños de estas ruinas para que las derriben o las restauren, lo ideal sería que las pudiera comprar el Ayuntamiento de Zaragoza, la DGA o alguien que se encargara de devolver el terreno a la naturaleza como continuación del parque de la balsa o que construyera algo de utilidad para el pueblo que no desentonase con el entorno del humedal y que no tuviera ningún impacto ambiental.

Este es el nuevo observatorio, otra cosa que habrá que intentar en un futuro es luchar por que cambien el trazado de las líneas del tendido eléctrico que cruzan la balsa pues son un peligro para las aves que la visitan ya que pueden morir electrocutadas al estamparse contra ellas.


Enlaces:

* Cosas sobre cigüeñuelas. (Zaragoza Salvaje).

* El nuevo nido. (Zaragoza Salvaje).

* Abejarucos en el del Cura. (Zaragoza Salvaje)

* Naves abandonadas VS Naturaleza. (Zaragoza Salvaje).

* Las últimas balsas, parajes naturales en peligro de extinción.

* Amanece en la balsa del Ojo del Cura. (Zaragoza Salvaje).

* Fiesta en la balsa del Ojo del Cura. (Zaragoza Salvaje).

lunes, octubre 26, 2009

Vistas desde Monte Oscuro (Sierra de Alcubierre).



Esta vez os muestro unas fotografías que he sacado desde la cima de Monte Oscuro, una de las cotas más altas de la Sierra de Alcubierre junto al monte San Caprasio. La primera de las fotos es una fotografía panorámica realizada mediante una composición de varias fotos en la que se puede ver parte del Valle del Ebro y Zaragoza al fondo. La segunda también es una composición en la que se aprecia parte del Valle del Gállego con los Montes de Zuera, el Pirineo se podría ver si estuviera el día claro. Podemos observar como la contaminación de la atmosfera se manifiesta en forma de “smog” o niebla gris que se acumula sobre los valles, es común ver este humo calimoso muchos días del año, lo que ya se hace raro es encontrar un día totalmente despejado para poder apreciar claramente el paisaje. Para ver las fotografías ampliadas picad con el ratón sobre ellas.

El paisaje hacia el valle del Ebro es muy árido, destacan un montón de puntitos aislados que son sabinas albar y recuerdan con su figura que hace unos siglos un gran bosque de estos árboles se extendía por buena parte de la depresión del Ebro y Monegros.




En la cima de Monte Oscuro hay un radar meteorológico del AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).



En esta foto se puede ver sobresaliendo a la izquierda el monte de San Caprasio.


Aquí os dejo un enlace a otro artículo de mi blog sobre la Sierra de Alcubierre con muchas más fotos desde San Caprasio, espero que os guste.