Translate

viernes, junio 19, 2009

Amigo zorro


Considerado una alimaña por mucha gente y por otros un trofeo de caza, el zorro es un depredador omnívoro, oportunista y de gran capacidad adaptativa.

El zorro común o zorro rojo (Vulpes vulpes) se puede encontrar en muy diferentes paisajes, desde la misma costa, hasta niveles alpinos y desde las zonas forestales más húmedas y cerradas hasta los desiertos más secos, e incluso también en algunas ciudades donde se adentra en busca de basura.

Su dieta es muy variada y diferente en proporciones dependiendo del lugar que habita y de la época del año en la que se encuentre.

El papel del zorro respecto al medio natural es muy importante, podemos decir que es una pieza clave en el mantenimiento de los ecosistemas, desempeñando unas funciones además muy beneficiosas para nosotros las personas.

La primera función de importancia que realiza gratuitamente es la de la eliminación y procesado de cadáveres de animales y de sus restos, limpiando así el campo y previniendo enfermedades y pandemias. En sus desplazamientos diarios recoge muchos animales atropellados de las cunetas de las carreteras, de algunos se alimenta y otros son enterrados para aliviar más adelante los momentos de hambre. Así pues el zorro como otros animales carroñeros, buitres, cuervos, picarazas, libra al monte de animales enfermos o muertos, ayudando a frenar la propagación de enfermedades como la mixomatosis del conejo.

La segunda función útil para nosotros es la del control de plagas agrícolas. Una población sana de zorros mantiene a raya a los roedores como a los ratones, ratas, topillos y a los topos, actuando sobre los eventuales incrementos en su número, suavizando este incremento y evitando males mayores para las cosechas. Por eso el agricultor debería ver al zorro como un aliado, aunque la contra cultura popular ha hecho que esto no sea así en la mayoría de los casos.

La tercera función importante para las personas y para el medio natural, que realiza este animal y tal vez la menos conocida es la de la diseminación de semillas. O sea que el zorro trabaja como un viverista, tratando las semillas y plantándolas por el campo a lo largo de kilómetros en sus rondas diarias. Este pequeño cánido, es un animal clave para la restauración natural de los ecosistemas ya que su dieta está compuesta parcialmente de frutos y bayas de plantas, árboles y arbustos que son digeridos, separando así sus semillas de la pulpa y piel para más adelante ser excretados lejos de la población vegetal original donde las semillas pueden germinar colonizando así otras zonas y mejorando la diversidad vegetal de esos lugares.

El zorro consume multitud de frutas diferentes como por ejemplo los higos, la uva, las zarzamoras, frambuesas, escaramujos de rosal, cerezas silvestres, frutos de serval, mostajo y majuelo, de madroño, ciruelas silvestres, endrinas, arándanos, moras de morera o frutos de enebro. Una de las aportaciones a la reforestación de nuestra tierra por el zorro que merecen mención es la que realiza comiendo frutos de sabina albar y sabina negral que suelen ser bastante común también en su dieta, por todo esto vemos ya que este bichejo es una de las piezas fundamentales del gran puzle que es el medio ambiente.

Sin los zorros seguramente tendríamos menos perdices en nuestros montes, menos conejos, más enfermedades y plagas de redores en nuestros campos y menos variedad vegetal en la naturaleza.

Creo que deberíamos empezar a ver al zorro como lo que es, un buen amigo que nos es de gran utilidad y no como una simple alimaña o un trofeo, se merece que lo tratemos con un poco más de respeto ya que aunque no lo veamos, nos ayuda silenciosamente y de forma gratuita.

lunes, junio 08, 2009

Santolina rosmarinifolia


Esta mañana he dado una vuelta en bici hasta el galacho de Juslibol con mi primo y en la zona de la ribera del Ebro en un talud de gravas hemos hecho un alto para observar unas matas de manzanilla que a primera vista me parecieron “Santolina chamaecyparissus” como las que se pueden ver en algunas zonas montanas de Zaragoza y el Pirineo. Pero mirando más detalladamente vi que eran algo diferentes, la mata era más alargada con cabezas florares grandes muy redondeadas y además sus hojas eran totalmente diferentes, estas plantas tenían las hojas lanceoladas y me pareció que su aroma no era tan intenso como el de la chamaecyparissus.

Ya había visto antes en dos ocasiones esta especie una en una gravera del Ebro en Sobradiel hace bastantes años donde había solo dos matas y hace menos tiempo en una de las entradas del galacho de Juslibol también vi varias matas que han desaparecido.



Al final investigando un poco he dado con la especie de manzanilla a la que pertenecen y es la “Santolina rosmarinifolia”, es una planta rara en la depresión del Ebro y hay alguna cita más en Zaragoza en el Soto del Francés, parece que las plantas que se pueden encontrar en las cercanias del Ebro en zonas de sedimentos proceden de sus cercanos reductos riojanos y sorianos.

En total había algo así como unas diez o más plantas grandes, a ver si esta vez la gente las respeta, pues sería interesante que se extendiera algo más la pequeña colonia y entrase dentro del parque del galacho de Juslibol donde seguramente estarían algo mas protegidas estas plantas y así esto se sumaría a otros de los muchos atractivos naturales de este espacio.


sábado, junio 06, 2009

Garoña


Seguramente usted en la actualidad ya no compraría un coche sin airbag y ABS.


Seguramente a usted no le haría mucha gracia ir al trabajo en un autobús como este, pues la mayoría de los días llegaría tarde por una u otra avería.


¿Entonces por qué tenemos que aceptar que una central nuclear cercana a nuestro hogar siga funcionando después de su vida útil de 40 años?

Puede que la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) sobrepase en diez años mas su etapa de vida útil, ya que tras una serie de visitas a la planta el CSN (Consejo de Seguridad Nacional) ha avalado la seguridad de la planta durante esos diez años más. Ahora es el gobierno el responsable de decidir si se cerrara Garoña o permanecerá en marcha y durante los próximos días se espera que lo haga público.

Esta central es un modelo antiguo que en 2008 solo produjo el 1'35 % de la electricidad en España y se ha hecho famosa por una serie de averías acumuladas durante estos 40 años, siendo conocida por los ecologistas como la central de las mil grietas.
Según Greenpeace podrían cerrarse hasta tres Garoñas sin que el país sufriera problemas de suministro. Estos se quejan de que el lobby nuclear ha estado creando una campaña de mentiras en torno Garoña para desinformar al ciudadano, crear alarma social y hacer presión al gobierno para que no cierre dicha central.

Desde 1981 la central sufre un problema de agrietamiento múltiple por corrosión en varios elementos de la vasija del reactor, en ese mismo año se produjo una importante fuga de agua radioactiva. Este agrietamiento empeora con el tiempo según declararon el propio CSN ante el parlamento. No se si sabréis que la central se refrigera a través de agua del Ebro, por lo que podéis imaginaros el peligro que sufrimos constantemente en las ciudades donde usamos agua de este rio para beber, cocinar y ducharnos. Garoña es propiedad al 50% de Endesa e Iberdrola, si, esas empresas que presumen de energía limpia y verde.


Si no queremos otro Chernobyl es importante que Garona cierre sus puertas lo antes posible. Supongo que unos estaréis en contra del uso de la energía nuclear y otros no, pero esto no es un debate sobre eso y no es el caso. Aquí lo que sucede es que una instalación es muy vieja y no podemos permitirnos el más mínimo fallo en un sistema tan delicado y peligroso como este.
Seguro que vosotros cambiáis las pastillas de freno de vuestro coche periódicamente para no poneros en peligro, pero llega un momento después de muchos años en que hay que cambiar de coche ya que todo él es un peligro. Ese momento ha llegado ya para Garoña y el dejar que funcione otros diez años es jugarse la vida y la salud de muchas personas en cientos de kilómetros a su alrededor.