Translate

miércoles, diciembre 16, 2009

Árboles de Navidad



Ya que se acercan esas fechas festivas que tanto esperáis, me gustaría hablaros sobre los árboles de Navidad. Estos días muchos de vosotros estaréis pensando en comprar uno de estos árboles, no sabréis seguramente si decidiros por un árbol artificial o uno natural, los primeros tienen de bueno que puedes usarlos a lo largo de los años si los conservas con cuidado, pero no son muy ecológicos ya que están fabricados con plástico, PVCs, aluminio y otros materiales, los segundos si son más ecológicos, pues en su crecimiento no se utilizan productos peligrosos, no están fabricados, sino que se siembran en un vivero y se cuidan hasta que tienen el tamaño adecuado para ser vendidos. Normalmente se usan como árboles de Navidad la especie de conífera cercana a los abetos llamada abeto rojo (Picea abies), el problema de estos árboles es que en la naturaleza se crían en ambientes muy frescos y húmedos del norte de Europa y al comprarlos nosotros y meterlos quince días en una casa con calefacción sufren mucho llegando a morir en la mayoría de los casos. Por otra parte muchos de estos árboles son vendidos sin apenas raíces, se las cortan al máximo dejando un pequeño cepellón en una bolsa, el que los vende así asume ya que no van a vivir muchos días.

A mí me parece que lo ideal sería comprar un árbol natural que pudiera sobrevivir a la Navidad para ser después plantado en algún jardín, parque u otro terreno donde pudiera crecer, pues no es muy ético comprar un árbol, que es un ser vivo y que ha sido cuidado durante más de cinco años para luego verlo morir en poco tiempo. Por eso yo creo que si nos decidimos a comprar un árbol deberíamos pasar totalmente de los típicos abetos navideños e ir a por otras especies más adaptadas a nuestro clima mediterráneo, tendríamos que ir a un vivero y coger un árbol o arbusto perenne, yo me decidiría seguramente por algún tipo de ciprés, hay muchas especies con forma parecida al abeto, por ejemplo el ciprés común variedad horizontalis (Cupressus sempervirens horizontalis), el ciprés de Arizona (Cupressus arizonica), Ciprés de Monterrey (Cupressus macrocarpa), el ciprés de Leyland (Cupressocyparis leylandii) o el ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana). Además podríamos comprar algún enebro, en las tiendas podremos encontrar fácilmente el enebro chino (Juniperus chinensis), o también una tuya (Thuja occidentalis), aunque creo que con dar una vuelta por el vivero y mirar un poco fácilmente veremos algo que nos guste.

Para los que vivís en climas más fríos como el Pirineo u otras montañas y sierras españolas sí que podéis usar una picea o abeto siempre que provenga de un vivero y haya sido criado en un contenedor sin recortes de raíces de última hora y os lo den con esa maceta. Lo único de que tenéis que preocuparos es de no tenerlo dentro de casa mucho tiempo, podéis sacarlo la mayor parte del día a la terraza y regarlo bien hasta que lo plantéis. Si hacéis esto cada Navidad en pocos años podéis tener un jardín o un terreno muy arbolado sin apenas trabajo y será muy sano ver a vuestros niños plantando y cuidando de sus árboles navideños durante mucho tiempo.

Ciprés de arizona (Cupressus arizonica).

2 comentarios:

Daniel dijo...

Hola, me has dado una buena idea, yo tampoco quería un abeto que se seca en unos días y por otro lado me gustaría poner un árbol natural.
Mañana igual me acerco al vivero a ver que tienen y así podré plantarlo luego en la parcela una vez acaben las navidades.

mrbrown dijo...

Muy buena ideas, me la apunto. Un cordial saludo y felices fiestas.

(calceolusycentaureas.blogspot.com)