Translate

martes, agosto 11, 2009

Incendios en nuestros montes.


En las fotos se puede ver como ha quedado el monte de Valmadrid tras el incendio.


Este verano está siendo trágico en Aragón en cuanto a incendios en nuestros bosques, llevamos más de 15.000 hectáreas quemadas y todavía queda verano por delante.

Hoy se reúne el consejero de Medio Ambiente Alfredo Boné en Andorra (Teruel) con los alcaldes de los numerosos municipios afectados y por lo visto ya están trabajando en un Plan de Recuperación y Restauración. Miedo me dan a mí los dichosos planes de restauración. El monte mediterráneo tiene una capacidad de auto regeneración bastante buena, por lo que en principio lo lógico sería esperar dos años para ver la evolución de la vegetación tras el incendio y a partir de ahí evaluar si hay que actuar, donde actuar y como actuar. Pero a los políticos les va mucho más el intervenir a bombo y platillo, con grandes proyectos donde mover mucha maquinaria pesada, un gran despliegue de medios humanos y económicos, noticias a primera plana y foticos de estos señores plantando el primer árbol.

Como ya he dicho, el monte mediterráneo es un monte bastante bien adaptado a los incendios, por lo que creo que se podría trabajar de dos formas sobre estos montes, actuando ya mismo, sin esperar un día más para retirar la madera con muchos medios y maquinaria antes de que empiecen a rebrotar los arbustos y a germinar los nuevos pinos, o bien esperar dos años para estudiar la regeneración natural y a partir de ese momento trabajar evitando la maquinaria pesada, haciéndolo todo lo manualmente posible, tanto la retirada de madera quemada como la reforestación si es necesario en determinados puntos. Si no se actúa de estas formas se pueden dañar seriamente los rebrotes y pinos germinados y se perderá una gran diversidad genética autóctona, que no se recuperará por más plantas y árboles que se replanten después.



Estos días las noticias tan horribles de los incendios han alimentado a una serie de medios informativos sensacionalistas que buscan la noticia fácil y el máximo estruendo posible, dejando opiniones populares en televisión y radio fundamentalmente, del tipo de esas que se suelen echarse en el bar después de chupar barias cervezas, así pues se ha creado en la conciencia colectiva la visión de que los bosques están sucios llenos de maleza y madera vieja y que los incendios se han provocado por no limpiarlos. Sabemos muy bien que los casos de combustión espontanea son muy aislados por lo que pienso que probablemente casi todos los incendios han sido provocados intencionadamente o por accidente. Segundo, un bosque maduro no puede ser igual a una plantación de chopos o un parque urbano y no se puede tener la imagen mental de que el sotobosque esté libre de planta alguna, pienso que a muchos les gustaría tener los montes embaldosados y con alcorques de cemento para los árboles. ¿Creen que una selva tan valiosa como la Amazonía tendría que estar limpia de arbustos, plantas y demás bichos? ¿Entonces por qué quieren eso para nuestros bosques? Se dice también que tendrían que volver a pastar ganados de cabras y ovejas en los pinares para limpiarlos, siendo estos ganados los principales responsables de la deforestación de la Península por un sobre pastoreo generalizado durante siglos. Supongo que un pastoreo controlado puede ser compatible con el desarrollo de los bosques, pero sin excesos, por otra parte si se quiere controlar un poco la vegetación arbustiva también se podría contemplar otra posibilidad que sería intentar repoblar los montes sobre los que se quiere actuar con ungulados silvestres como ciervos, cabras monteses, corzos o muflones. Estos animales además de realizar una labor de desbroce al pastar por los montes, también serían un buen recurso económico para los municipios, ya que al cabo de unos años al regular su población mediante la caza, esto traería buenos dineros a los pueblos, pues abatir uno de estos animales cuesta un pastón y hay muchos cazadores que se las gastan. Por eso gestionando adecuadamente estos recursos, todo podría ser compatible, sostenible, rentable y más ecológico que otras opciones, pues con estas reintroducciones empezaríamos a restablecer la cadena trófica de la Península que actualmente la tenemos con los eslabones en estado muy defectuoso.



Además de esto creo que habría que tratar de otra forma a los pirómanos, endurecer las penas de verdad, pues esos incendios provocados cuestan la vida a muchas personas por lo que no puede ser que al día siguiente de arrestarlos estén en la calle. Se tendría que poner más medios policiales que investigaran profundamente cada incendio y quienes salen beneficiados con ellos, no podemos quedarnos de brazos cruzados ante posibles negocios fraudulentos a costa de nuestros bosques, que son de todos.



Cuando se quema un bosque perdemos parte de nosotros mismos, no podemos actuar como si nada pasara pues esas masas boscosas son pulmones que limpian el aire que respiramos y regulan nuestro clima y lluvias. Tenemos derecho a protestar y pedir más control y medios sobre nuestros bosques por que el daño que producen los incendios no solo es un daño a una zona, localidad y sus vecinos sino que es un daño a todo el conjunto de la población mundial, siendo una fuerte contribución al cambio climático que se nos viene encima. Cada vez más gente vive de forma urbana, sin salir de la urbe a penas y sin ver más allá del cemento y asfalto, por eso creen que las cosas que pasan fuera de la ciudad no les incumben. Los incendios incumben a todo el mundo, hasta a los que no verán un bosque en su vida, pues del buen estado de las masas forestales depende la salud de nuestro planeta y el que podamos seguir con nuestras simples o complejas vidas mortales.

4 comentarios:

dioni blasco dijo...

precioso el blog

josi dijo...

De acuerdo con tus comentarios. Estoy harto de "limpiar el monte" que está "sucio" que es además lo que sale en todos los medios.Un bosque no es un jardín o una chopera. Después de siglos de sobreesplotación, por fin la naturaleza respira un poco, al menos el monte. A los que piensen que está sucio que vayan a limpiarlo de la basura que tiran los domingueros. A los que piensan que es culpa de que no hay ganado, que se hagan pastores; seguro que hay un montón de voluntarios.
Por cierto muy chulas las fotos, desgraciadamente parece navidad aunque no lo es.
Un nota: cuidado con los ungulados que pueden dejar el monte "hecho polvo", y que es un problema en muchos sitios....tiene que haber un regulador natural (hombre..... o lobo). Buen trabajo junto con los blogs de Sekano y Diario de un Paisaje que los sigo habitualmente.
Aprovecho para poner el enlace de diario de un paisaje y un comentario mio :-)( http://www.catedu.es/arablogs/blog.php?id_blog=447&id_articulo=50485&comentarios=si). Un saludo

Anónimo dijo...

A propósito de los incendios que este verano están castigando los bosques próximos a la ciudad de Zaragoza me gustaría señalar que muchos de estos bosques, puede que no merezcan (no merecieran) ese nombre. Me explico: Con la mejor de las intenciones la administración pública -es decir nosotros todos-, iniciamos hace muchos años una repoblación forestal basada en el pino. Han pasado muchos, muchos años y actualmente puede comprobarse que la mayor parte de esos árboles no se han desarrollado bien. Como prueba de ello basta darse un paseo por los Pinares de Venecia, la mayoría de los pinos que veremos no alcanzan la altura de tres metros, son caricaturas de árboles y lo mejor que podemos decir de ellos es que son mejor que nada. Pero lo ideal sería que en los montes próximos a la capital viéramos montes bien poblados de arbustos como romero y tomillo, enebros y coscojas o encinas en los mejores sitios. Eso no nos libraría de incencios, pero su avance sería menos rápido que en esos pinares y la recuperación natural de los montes sería más rápida.

Un saludo y enhorabuena por la página.

Carlos - Cansamontañas

Jose Miguel Pintor / Mail: jose.m.pintor@gmail.com dijo...

Para anónimo:
Acércate a cualquier muela o montes de Zaragoza, montes de Alcubierre, de Zuera, la Plana, Valmadrid, la Muela, la Bardena Negra, Fuendetodos, Castellar por Tauste y Remolinos, vete por allí y patéate bien todo y verás como no es pinar como el de los pinares de Venecia, podrás comprobar cómo hay abundantes especies diferentes de árboles, arbustos y plantas, por lo que muchos de estos paisajes son verdaderos reductos de pinar autóctono mediterráneo.
Hay un libro editado que lleva por título "la flora de Zuera y sus pinares" escrito por Carmen Gracia Aísa donde puedes ver la gran variedad de flora que puedes encontrar en estos lugares, es un buen libro.
Lo de los pinares de Venecia, es una plantación de pinos donde se labró la tierra antes de plantar acabando con todos los arbustos autóctonos y después se plantaron pinos tan juntos que entre ellos mismos se ahogan y no dejan pasar la luz del sol al suelo por lo que no hay posibilidad de que en el se vean otras plantas. En esa zona se tendrían que haber realizado entresacas de pinos, dejando los más fuertes para que se desarrollasen mejor, y quitando todos los demás, ese pinar es un mal ejemplo de reforestación.