Translate

miércoles, julio 22, 2009

Galacho de la Alfranca.


La semana pasada estuve paseando por el Galacho de la Alfranca, hace ya mucho tiempo que no iba por allí y quería ver como había quedado todo después de la remodelación.

Llegue allí a eso de las nueve y media de la mañana y como no vi a nadie por la zona de información me fui a explorar un poco por allí. Empecé por la balsa del Cascarro donde encontré varios ánades jóvenes que nadaban todos juntos, también alguna gallineta y un zampullín. De camino hacia la balsa encontré en un puente de madera un martín pescador al que no pude fotografiar pues en cuanto me vio se marchó rápidamente. Más tarde volví a la caseta de información para ver cómo iba el horario de las visitas guiadas y resulta que la primera visita era a las diez y media y ya se habían marchado y la segunda era al medio día y ya era un poco tarde para mí, así pues no pude acercarme al galacho, tendrá que ser otro día.



La zona de del Palacio ha quedado bastante bien, con sus jardines y tal, y mas allá han hecho un jardín un poco raro cercado mediante una valla de alambre, es como un campo de golf, con mucho césped y pocos arbolicos, con rocas colocadas en círculos simulado a Stonehenge y una torre de vigilancia muy moderna desde la que puedes subir a ver el paisaje, todo esto no me gustó demasiado, pues me pareció muy artificial. Creo que hubiera sido mejor hacer menos jardines y dedicar más zonas a la naturalización del paisaje, en vez de un parque con esas rocas y tanto césped se podía haber hecho un bosque con muchos árboles, arbustos y plantas como si fuera un jardín botánico de las plantas de Aragón donde el guía pudiera enseñar a la gente las diferentes especies y darles lecciones sobre el medio natural. Además se podría haber aprovechado y haber creado unas cuantas balsetas pequeñas para anfibios donde poder haber criado tritones a salvo del cangrejo americano. En cuanto a los chopos que se han plantado a lo largo del camino desde Pastríz podrían haberse preocupado de regarlos más hasta que hubieran agarrado bien todos, pues hay un montón muertos, pero ya se sabe que si dejas estos trabajos a las subcontratas pasan estas cosas.



Como sabía que en el convento rehabilitado había una exposición de dibujos y acuarelas de Santiago Osácar aproveche y me pasé a echar un ojo y la verdad es que mereció mucha la pena el paseo, pues sus dibujos eran muy buenos, todos relacionados con la naturaleza, animales y paisajes.



Caminando por los alrededores me acerqué hasta un pinar de pinos piñoneros bastante grandes que hay cercano al pinar de carrasco donde está el merendero y me resultó curioso ver como un gran grupo de cigüeñas y milanos pastaban juntos en un campo de alfalce recién cortado, seguramente buscarían ratones, reptiles y bichos muertos que ha dejado el tractor al segar la hierba.







Os dejo el número de teléfono de la Alfranca por si queréis concertar alguna visita guiada, es el 976 10 58 40.


No hay comentarios: