Translate

sábado, junio 06, 2009

Garoña


Seguramente usted en la actualidad ya no compraría un coche sin airbag y ABS.


Seguramente a usted no le haría mucha gracia ir al trabajo en un autobús como este, pues la mayoría de los días llegaría tarde por una u otra avería.


¿Entonces por qué tenemos que aceptar que una central nuclear cercana a nuestro hogar siga funcionando después de su vida útil de 40 años?

Puede que la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) sobrepase en diez años mas su etapa de vida útil, ya que tras una serie de visitas a la planta el CSN (Consejo de Seguridad Nacional) ha avalado la seguridad de la planta durante esos diez años más. Ahora es el gobierno el responsable de decidir si se cerrara Garoña o permanecerá en marcha y durante los próximos días se espera que lo haga público.

Esta central es un modelo antiguo que en 2008 solo produjo el 1'35 % de la electricidad en España y se ha hecho famosa por una serie de averías acumuladas durante estos 40 años, siendo conocida por los ecologistas como la central de las mil grietas.
Según Greenpeace podrían cerrarse hasta tres Garoñas sin que el país sufriera problemas de suministro. Estos se quejan de que el lobby nuclear ha estado creando una campaña de mentiras en torno Garoña para desinformar al ciudadano, crear alarma social y hacer presión al gobierno para que no cierre dicha central.

Desde 1981 la central sufre un problema de agrietamiento múltiple por corrosión en varios elementos de la vasija del reactor, en ese mismo año se produjo una importante fuga de agua radioactiva. Este agrietamiento empeora con el tiempo según declararon el propio CSN ante el parlamento. No se si sabréis que la central se refrigera a través de agua del Ebro, por lo que podéis imaginaros el peligro que sufrimos constantemente en las ciudades donde usamos agua de este rio para beber, cocinar y ducharnos. Garoña es propiedad al 50% de Endesa e Iberdrola, si, esas empresas que presumen de energía limpia y verde.


Si no queremos otro Chernobyl es importante que Garona cierre sus puertas lo antes posible. Supongo que unos estaréis en contra del uso de la energía nuclear y otros no, pero esto no es un debate sobre eso y no es el caso. Aquí lo que sucede es que una instalación es muy vieja y no podemos permitirnos el más mínimo fallo en un sistema tan delicado y peligroso como este.
Seguro que vosotros cambiáis las pastillas de freno de vuestro coche periódicamente para no poneros en peligro, pero llega un momento después de muchos años en que hay que cambiar de coche ya que todo él es un peligro. Ese momento ha llegado ya para Garoña y el dejar que funcione otros diez años es jugarse la vida y la salud de muchas personas en cientos de kilómetros a su alrededor.

1 comentario:

Gorrión dijo...

Estas centrales tan viejas y amortizadas dan tanto dinero a sus dueños, adalides de la "energía verde" en sus anuncios, que estos son capaces de poner en peligro a muchas personas con tal de que no muera su gallina de los huevos de oro.

Un saludo