Translate

miércoles, mayo 20, 2009

Sotos blancos

Los sotos parecen nevados, pero no lo están, eso blanco que tapiza suelo, árboles y plantas no es nieve, si no una capa de algodón que se deposita en estas zonas todos los años por estas fechas. Este algodón proviene de los chopos y es un envoltorio para sus semillas que son muy pequeñas y gracias a esta borra o fibra flotan en el aire con el más mínimo viento arrastrándolas a kilómetros de distancia y dispersándolas a través de diferentes lugares y paisajes para que unas pocas puedan encontrar el sitio adecuado donde germinar. A la gente le molesta mucho estas fibras flotantes que acaban dentro de nuestras fosas nasales haciéndonos estornudar o en nuestros ojos provocándonos irritación y lagrimeo. Por eso algunos confunden estas fibras vegetales con los pólenes que producen también estos síntomas a las personas alérgicas, pero sin embargo no es un alérgeno ya que su tamaño es muy superior al del polen, que es microscópico.

Las choperas papeleras que se cultivan a los largo de las riberas del Ebro generan la mayoría de esta pelusilla que trae locos durante unos días a muchos habitantes de pueblos ribereños. Muchas semillas suelen terminar germinando en las cunetas de las carreteras donde reciben un aporte extra de agua proveniente de la calzada cuando llueve que escurre hasta el exterior de la carretera, por eso es común encontrar pequeños y grandes chopos en estos lugares que nadie ha plantado.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Efectivamente, la puntualización es muy oportuna, mucha gente confunde los frutos algodonosos de los chopos con el polen.

Barracuda