Translate

jueves, mayo 21, 2009

Rosal


Rosas de rosal silvestre en soto del Ebro (Soto de la Alameda de Utebo).

La simplicidad de las flores silvestres en comparación con las de múltiples pétalos de las rosas cultivadas no es algo que les reste en belleza, pues esa sencillez de formas resultan muy agradables a la vista y dan una nota de color a nuestros campos, montes y sotos. El perfume de la rosa silvestre es fresco e intenso, cosa que la mayoría de variedades de rosas de jardín han perdido a lo largo de su selección pues en las ultimas décadas en la jardinería ha primado el tamaño y colorido de la flor a su aroma.

No hay comentarios: