Translate

domingo, abril 27, 2008

Álamo blanco (Populus alba)


El álamo blanco es un árbol de la familia de las salicáceas, o sea primo hermano de los chopos negros y papeleros y familiar cercano también de los sauces. En nuestros sotos podemos ver estos árboles que se distinguen fácilmente por su altura que puede llegar hasta unos 30 metros y por su corteza de color claro. Buscan los terrenos cercanos al agua, humedales y riberas de nuestros ríos y son de clima templado, les gusta más el calor que al chopo negro y no suelen subir a mucha altura en los valles de montaña en nuestra región. Su sistema radicular es fuerte y muy ramificado, a veces puede ser un problema si es plantado cerca de edificaciones pues normalmente suele romper tuberías y aceras con sus raíces que pueden llegar a ser tan largas como la altura del árbol. De sus raíces rebrotan chupones o renuevos que a la larga suelen convertirse en nuevos árboles, por lo que a veces podemos ver pequeñas alamedas en las que en realidad todos los árboles son un mismo ejemplar unidos por la raíz. Esta característica le hace un poderosos aliado para reforestar los sotos degradados pues simplemente en décadas puede crearse una gran masa vegetal alrededor de cada árbol plantado.


Corteza blanco grisacea del álamo blanco.

Corteza agrietada en la parte baja del tronco

Hojas de álamo blanco.

Las hojas del álamo blanco son de color verde oscuro por el haz y blanco algodonosas por el envés, su forma es algo variable dentro del mismo árbol, pueden ser deltoideas u ovales dentadas o también palmeado-lobuladas.



Amento masculino

Amento femenino

Son árboles dioicos, esto es que los dos sexos se encuentran en arboles diferentes, el árbol macho tiene los amentos rojizos mas pequeños que los del álamo hembra. Las semillas están recubiertas de una borra o algodón que permite a la semilla ser trasportada por el viento con facilidad como en otras especies de chopo, aunque suele soltarla un poco antes que los chopos negros.

Es una especie de rápido crecimiento pero no suele sobrepasar la edad de 80 años. Su madera es blanda, porosa y ligera, apreciada antiguamente para tallar por los escultores y en artesanía rural en la confección de zuecos.


Álamos blancos piramidales en el barrio de Casetas.

Es muy plantado en jardines por su elegancia y rusticidad y por que tolera suelos pobres arcillosos y calcáreos. Existe una raza de porte piramidal con ramas erguidas y cercanas al tronco que es muy usado en jardinería y que al parecer proviene del Turquestán, suele ser conocido por “chopo boleano” o “Populus alba pyramidalis”. Esta ultima variedad se puede ver en muchos jardines de Zaragoza, hay bastantes en el barrio del Actur formando pequeñas alamedas o plantados en hileras. Por otra parte también han sido muchos los ejemplares de álamo blanco autóctono que se han talado y arrancado en las riberas de Zaragoza con motivo de la EXPO 2008, en su lugar podemos ver hoy muros de hormigón y escolleras de piedra.




1 comentario:

Anónimo dijo...

bastante completo el escrito. Qué pasa si lo tengo a menos de dos metros de mi casa? También se está secando un ligustro que está a unos 8 m. y el pasto está lleno de brotes con nudos. Creo que tengo que tomar la dura decisión de cortarlo. es así? Gracias por su respuesta. maria_mural@hotmail.com