Translate

sábado, marzo 08, 2008

El final del invierno en el soto.

Carbonero común (Parus major).

Marzo ha empezado con cierzo y frío, aún así se puede apreciar como la naturaleza poco a poco empieza a despertar de su letargo invernal. El soto de la Alameda de Utebo empieza a cobrar vida y aunque aún los árboles se ven desnudos de sus hojas se presiente el cambio en el ambiente. Muchas flores se abren ya, sobre todo destacan en el soto las de los árboles del genero “prunus” como las de los endrinos (prunus spinosa) o el ciruelo silvestre (prunus insitita) y los amentos de algunos árboles como los álamos blancos.

Los pájaros cantan asoleándose y saltando de rama en rama delatando mi posición a sus congéneres para que ningún peligro les coja por sorpresa, también las mariposas se posan al sol abriendo sus alas al máximo para captar el calor como si de placas solares volantes se tratara.

De todas formas aunque las temperaturas parece que van a subir no podemos fiarnos de que pegue alguna helada tardía todavía cosa que sería malo para el fruto de algunos árboles. Esperemos que la primavera venga lluviosa por que si no este año puede ser fatal, la sequía se está dejando notar este invierno mucho más que otros anteriores, los acuíferos andan bastante bajos, solo hay que ver algunas balsas como la del Ojo del Cura en Casetas que está a niveles mínimos como a final de verano.


Endrino, espino negro, pacharán (Prunus spinosa).

Amentos femeninos de álamo blanco (Populus alba).

Maculada o mariposa de los muros (Pararge aegeria).

Hiedra (Hedera helix) creciendo sobre un álamo en el soto de Utebo.

Esta última fotografía es de una rapaz que me hizo dudar en su identificación, al final Brookei, que es un experto en la materia me saco de dudas y me confirmó que era una hembra de azor, ave forestal que suele habitar parajes poblados por quercíneas y coníferas. También me comentó que estas magnificas rapaces ahora están de celo y que ya comienzan con las puestas. La observé sobrevolando la el soto de la Alameda por encima de los árboles, seguiré atento en mis próximas salidas por allí para ver si vuelvo a verla, sería un lujo tener viviendo a uno de estos animales en los bosques de la ribera de Utebo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El penacho de plumas claras de la base de la cola es típico del azor.(Barracuda)

Brookei dijo...

Asi es Barracuda, esas plumas caudales nos pueden ayudar a distinguirlo de los gavilanes que no lo tienen tan prominente. Hace unas horas acabo de observar una pareja de azores en pleno cortejo, todo un lujo.

Disfruta J.L. de este "pirata" del soto.

Ricardo