Translate

jueves, septiembre 06, 2007

Infravalorada estepa.

Estepa de la zona Sur de Zaragoza

Muchas personas que no han tenido contacto con la naturaleza o que si la han tenido pero solo de lejos, suelen pensar que las estepas que conforman nuestro paisaje duro y salvaje no tienen apenas valor, creen que son desiertos carentes de vida. Esta gente que no ve mas allá de su nariz tiende a comparar las tierras del Norte de España, mas húmedas y con mas verdor con las nuestras menospreciando estas últimas y piensan que no merece la pena conservar nuestras estepas, supongo que la mayoría de la gente piensa eso porque no las conocen. Cuantas veces he oído de personas del lugar decir que tendrían que reforestarse de pinos todas estas tierras pensando que eso sería mucho mejor que estar como están, pero todo esto se suele decir por desconocimiento del medio natural en que vivimos, pues la gente piensa que con plantar pinos ya se van a crear aquí unos bosques comparables a los del Pirineo.
Invito a esas personas que opinan esto a darse una vuelta un fin de semana por las estepas del Sur de Zaragoza o por las de los montes del Castellar y Monegros y que los anden, sobre todo en primavera y podrán comprobar que en unos pocos metros cuadrados de esa pobre tierra blanca y yesosa pueden encontrar muchísima mas variedad de plantas que en cualquier pinar de repoblación plantado en la estepa. Podrán ver romeros, tomillos, aliagas, asnallo, heliantemos de varias especies diferentes, lino blanco, esparto, ontina, efedra, espino negro, sabina negral, enebro, albada y muchas otras plantas dependiendo de la orientación del lugar y del relieve, además de muchas aves y otros animales que viven y se alimentan allí, o sea una gran “biodiversidad”. Después visiten un pinar de los que antes he comentado, no un pinar natural como los que pueden haber en algunas de las muelas que rodean Zaragoza si no un pinar maduro de reforestación plantado por el hombre. Seguro que después de andar cinco minutos por dentro de él se dan cuenta de que allí no existe prácticamente más que los propios pinos y una capa de aguja y piñas que cubre el suelo, entonces ahora contesten. ¿Que es mas natural, ecológico y diverso un paisaje u otro?







Es normal que a todos nos guste ver más verdor en nuestros montes, yo también disfruto mucho con el paisaje de los Picos de Europa, el País Vasco y el Pirineo, pero cada lugar es como es. Aquí en Zaragoza tenemos un régimen de lluvias muy bajo y un clima muy extremo, además de un suelo muy pobre, por eso las plantas que vemos en nuestros montes son las que a lo largo de millones de años han sobrevivido adaptándose a lo que tienen. Por eso hemos de aprender a valorar mas a esta vegetación de la estepa aragonesa como superviviente que es, pues nunca se sabe si en un futuro algún científico pueda encontrar en ella la cura para enfermedades como el cáncer.
Hasta ahora la actual forma de reforestación que se viene ejecutando está basada en roturar y labrar todo el terreno creando terrazas en las pendientes y acabando con la flora y fauna existente y luego se planta pino carrasco a una distancia muy pequeña formando cuando crecen los pinos una densa masa vegetal que impide la llegada de suficiente luz al suelo para que evolucionen otras plantas. Los pinos crecen así en constante competencia por la luz haciéndose altos y escuálidos, “pasto de plagas y enfermedades”. En otras zonas de España donde existe un régimen algo más alto de lluvias y el suelo es más fértil, tal vez la recolonización de plantas autóctonas tras labrar la tierra pueda ser mas o menos rápida, pero aquí no, por eso los actuales métodos de reforestación con tractores y maquinaria pesada solo hacen que arruinar el monte.
Los campos de cereal de los montes del Castellar que en gran parte fueron expropiados por el ministerio de defensa hace varias décadas no han sido todavía recuperados por la vegetación autóctona, cualquier persona sin ser botánico ni nada puede darse cuenta de eso, así que no deberíamos eliminar la flora autóctona, pues la dureza de este clima y la pobreza del terreno hace casi imposible su recuperación a corto o medio plazo.

Castellar por zona de Remolinos

El pino carrasco crece de forma natural en las sierras cercanas a Zaragoza a partir de aproximadamente los 400 o 500 metros donde las nieblas y las heladas no persisten mucho tiempo en el invierno, pero estas masas forestales son más sanas y están acompañadas por muchas otras plantas y arbustos, como la encina, la coscoja, la carrasquilla, el espino negro, la gayuba, rosales silvestres y algunas plantas esteparias.
Solo me parecería acertado, según mi modesta opinión, plantar pinos en tierra blanca “yesosa” de labor abandonada, canteras y otras zonas degradadas, pero con una densidad menor a la que se ha estado plantando hasta el momento en las pocas reforestaciones que se han hecho, para así conseguir árboles más sanos y de mayor diámetro troncal. En realidad si quisiéramos crear unas masas forestales de cierta calidad natural con el fin de mejorar el paisaje, combatir el cambio climático y traer mayor diversidad de fauna y flora a la estepa Zaragozana, tendríamos que recurrir a la plantación de sabina albar, que como ya he comentado en otros “post” es el árbol que en un tiempo formó dehesas y bosques en esta zona. De todas formas habría que reforestar de una forma respetuosa con el medio natural existente que es la “estepa”, así pues no reforestaríamos densamente si no con muchos metros de separación entre árboles para que estos no entraran en competición con las demás plantas esteparias, todo ello se haría después de proceder a un estudio técnico del terreno, pues hemos de recordar que lo que queremos es mejorar el ecosistema, no empeorarlo. Por otra parte, tendríamos que usar métodos manuales, taladros u otros menos agresivos para no acabar con la vegetación autóctona de los alrededores. Además habría que pensar que tal vez nosotros no veamos hacerse muy grandes estas sabinas pues su crecimiento es lento, por lo que no existiría ningún beneficio económico directo, pero sería lo mas acertado a largo plazo pues dejaríamos un gran legado natural para las próximas generaciones. Donde se pudiera y entremezclando con la sabina sería aceptable poner otros arbustos esteparios como la coscoja y el enebro de la miera para atraer a la fauna asociada a estos.

Pinar de reforestación

Está visto que los políticos no piensan para nada en estos temas, pues muy pocas son las actuaciones de reforestación que se han hecho en nuestros montes desde hace décadas, supongo que todo esto no es rentable para ellos, les es mas rentable el cemento y el ladrillo, mas les valdría hacer algo para intentar acercarse al protocolo de Kyoto, pues ellos no pero sus nietos y los nuestros padecerán las consecuencias de tanto abandono medioambiental. Los bosques captan el CO2 de la atmósfera oponiéndose así al efecto invernadero, frenan la fuerza de las tormentas evitando la degradación del suelo fértil y ejercen un efecto de esponja almacenando el agua de la lluvia que tarda mucho mas en evaporar filtrándose parte de ella al suelo y alimentando así a los acuíferos subterráneos de los que luego surgen los ríos. En España cada año se quema mucho mas terreno del que se reforesta, Andalucía, Castilla la Mancha, Levante y parte de Aragón son ya las primeras zonas donde el cambio climático puede empezar a notarse mas fuertemente con sequías prolongadas. Deberíamos actuar y hacer algo para intentar frenar todo esto ya, por lo menos que nuestros hijos no digan que no lo intentamos, bien sea mediante actuaciones de las diferentes asociaciones culturales o como buenamente podamos. Tendríamos que empezar a cuidar de nuestro medio ambiente sin perder tiempo alguno, pues los políticos solo saben quedar bien en las cumbres como la de Río o Kyoto, pero no hacen nada más y lo que hacen es siempre para atacar la naturaleza, véanse por ejemplo las obras de la Expo, casi mejor sería no pedirles nada pues si de los políticos actuales dependiera reforestar Aragón, lo harían de la peor forma arrasando con todo a golpe de buldózer y plantando luego especies de árboles exóticos, palmeras y cocoteros que quedan muy bonitos o eucaliptos que socarran la tierra y luego no hay forma de eliminarlos.


Temas relacionados:

* VERDADES Y MENTIRAS SOBRE LA REFORESTACIÓN. Ecologistas en acción.
* Barranco de la Higuera.
* Bellezas esteparias.
* Pinares de Zuera, el pulmón verde de Zaragoza.
* Yesos, un paisaje excepcional. Barracuda
* El valor de las estepas de Zaragoza. Barracuda.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La falta de un parque nacional dedicado a las zonas secas y estepas de España es un tema chirriante.España debe su enorme diversidad biologica a la enorme variedad de ecosistemas que poseemos y las estepas no dejan de ser tan representativos como los bosques atlanticos,las marismas o las zonas de alta montaña.Tal es su importancia que,por ejemplo,poseemos la mayor población de avutarda de toda europa,por no mencionar gangas,ortegas,cernicalos primilla...etc,además en lo botanico tenemos numerosos endemismos y especies relictas.
Kike

Jose Miguel dijo...

Si, aquí ya hay iniciativas de grupos ecologistas que van en esa dirección, se está pidiendo un parque natural estepario en la zona Sur de Zaragoza, otra opción sería que los militares se retiraran de los montes del Castellar, cosa difícil.

Jose Antonio dijo...

Efectivamente, no hay ningún espacio protegido en Aragón de carácter estepario en el Valle del Ebro. Sólo la laguna de Chiprana, que son unas decenas de hectáreas. Todos los Parques Naturales están en el Pirineo. Eso ya dice bastante.

La Lomaza (800ha)está protegida por la Ley de Caza y no por la Espacios Naturales y El Planerón (700ha)es de propiedad particular (SEO): Cualquier polígono industrial tiene más superficie, por ejemplo, el PTR de López Soriano son 850ha.