Translate

lunes, julio 09, 2007

El plátano de sombra, el árbol urbano por excelencia.

Paseo de la bajada de la estación del barrio de Casetas.

El plátano de sombra es un árbol muy utilizado en jardinería, pues su adaptabilidad a diferentes climas, su espesa sombra y su resistencia a la contaminación lo hace un inmejorable candidato para los parques y avenidas de nuestras ciudades, actuando así como un filtro natural para la polución.

El origen del plátano es de lo mas controvertido, pues hasta no hace mucho se pensaba que este árbol era proveniente de cruces originados en los jardines de Londres entre el plátano oriental (Platanus orientalis) que crece natural en el sudeste de Europa y Asia y el plátano americano (Platanus occidentalis) de Norteamérica por eso se le nombró como (Platanus hybrida), pero parece que actualmente se acepta mas como una variedad del plátano oriental similar a las que crecen naturales en ciertas partes de Turquía.

Por la forma de sus hojas similar a las de un arce y diferentes a la del plátano oriental común se le nombra actualmente como (Platanus orientalis acerifolia), aunque también le podemos encontrar nombrado como (Platanus hispanica) por que una variedad cercana de hojas parecidas pero mas grandes fue descrita en el siglo XVIII por los botánicos ingleses que al parecer procedía de España.

Se puede ver por toda la Península, si bien vegeta mejor en suelos algo profundos y frescos, algunas veces asilvestrado en sotos y márgenes de agua, también se ha empleado en algunas repoblaciones forestales. Es árbol de rápido crecimiento y medianamente longevo, unos 300 años. Se suele reproducir por estaquilla, ya que por semilla es de difícil germinación, acepta bien los trasplantes así como las podas, se ven muchos plátanos que han sido cortados a ras de suelo que rebrotan y al cabo de unas décadas vuelven a ser árboles de gran tamaño. Se les suele podar todos los años fuertemente dejando solo las ramas principales que suelen engrosarse bastante. En algunos jardines como en Ejea de los Caballeros se pueden ver árboles entrelazados por sus ramas, esta técnica de jardinería es muy estética pero no es muy recomendable pues facilita el traspaso de enfermedades y plagas de uno a otro árbol.

En el barrio de Casetas tenemos un paseo de plátanos, tal vez poco valorado por los lugareños, pero si por los entendidos de botánica pues no son tantos los plátanos que se pueden encontrar en Zaragoza de la edad de estos que rondarán casi el siglo, este paseo se encuentra en la bajada de la estación y adornaba la llegada a la antigua azucarera Ibérica que se construyo creo hacia 1900. Otro lugar donde podemos ver muchos plátanos no tan longevos es muy conocido por todos los Caseteros y es el parque Ricardo Mur o también llamado parque viejo.

En otros pueblos como en el cercano Utebo y en Zaragoza ciudad es un árbol de los más plantados y al parecer el resultado que da es muy bueno pues su abundante sombra lo hace inmejorable para ser colocado en paseos y se adapta muy bien a nuestro clima, otro lugar cercano en donde encontraremos muchos plátanos es la orilla del Canal Imperial desde Pinseque hasta Zaragoza.

No hay comentarios: